domingo, 28 de febrero de 2010

Cobardía

Autor imagen: Cezanne


En un intento de explicar lo que es para mi la cobardía, aclararé que no hay cosa que me parezca más cobarde que abusar de alguien con total impunidad.

Esto, junto a la traición a sí mismo, por miedo a las consecuencias, son ejemplos de lo que creo yo que es cobardía.

Carlos Ignacio



Sí, amigos...



Autor imagen: August Macke


Sí amigos, si me dejo guiar por mis emociones, no cabe duda de que estaría a favor de la pena de muerte, sobre todo de los pederastas, violadores asesinos, torturadores, criminales repulsivos y otras alimañas.

Además expulsaría de mi tierra a todas esas gentes extrañas de difícil integración, empezando por los chinos que lo de la integración ni se lo plantean (aunque a decir verdad los chinos no parecen dar mucha guerra)

A los delincuentes les colgaría por los huevos, a los gamberros les enviaría a un calabozo hasta que escarmentaran y a las tribus como los punkis, ocupas, navajeros, yonkis o gentes de ese estilo les metería directamente en un campo de concentración hasta su completa recuperación.

Sí amigos, palo y tente tieso al que saque los pies del tiesto.

A los responsables políticos corruptos que se aprovechan de la situación para mangonear, directamente al mar.

A los chulos, abusadores y matones, un montón de hostias cada fin de semana hasta que se les quiten las ganas de joder al personal.

En fin, que cargaría contra todo aquello que me toque los huevos descargando ahí toda mi ira.

No amigos, por muy bueno que pudiera parecer no lo soy tanto en un rincón de mi mundo emocional.

Pero afortunadamente no solo tengo mala leche, sed de venganza y ganas de imponer mi criterio a todo el mundo a toda costa y caiga quien caiga.

También razono y puedo intentar corregir los excesos a que me llevarían mis instintos.

¿Soy yo el único que tiene algo de facha y tiene que luchar contra ello?

Carlos Ignacio




sábado, 27 de febrero de 2010

...

Autor imagen: August Macke

¿Merece la pena pertenecer a una Humanidad que está en perpetua guerra contra sí misma?



Materia tensionada



Autor imagen: Joan Miró


Es verdad que somos materia tensionada desde que nacemos hasta que morimos, y por lo tanto, no hay manera de que nos podamos ahorrar un cierto sufrimiento, el cual, en ocasiones, es una pasada para mucha gente.

No encontrando sentido a que el Universo produzca criaturas tensionadas y conscientes, hay que admitir que también nos ha proporcionado ciertas alegrías al darnos la capacidad de disfrutar, aunque ese disfrute, por otra parte, muchas veces, demasiadas diria yo, se deba obtener a base de tensionar grupos humanos o a través de interacciones personales donde debe de haber alguien que pierde o se queda en posición de inferioridad para que el otro disfrute de autoestima y sensación de victoria o superioridad. Fuente insensata, pero tal vez imposible de enmendar.

Dicho esto, también es posible encontrar disfrute en cosas sencillas o logros personales sin necesidad de que existan gentes pisoteadas por el camino. Simplemente comiendo chocolate, o realizando actividades que tienen que ver con el amor.

Así que nos tendremos que conformar con las ventajas de una existencia a la que aun sigo sin entender su sentido (aunque lo tenga, como en alguna otra ocasión ya he indicado). Carpe diem.

Carlos Ignacio




viernes, 26 de febrero de 2010

Qué bella es la noche...



Qué bella es la noche clara, repleta de misterios ocultos en cada esquina de las calles cansadas.

Qué extraña paz le inunda a un alma torturada desde siglos, cuando solo quedan los últimos reflejos silenciosos.

Cuantas emociones ancestrales reverberan en los corazones ansiosos de la mañana incierta.

Es entonces que nos damos cuenta que no somos más que un tenue soplo.
Se desnuda nuestro ego de todas sus corazas y queda el alma expuesta al aire del destino...

Nos entregamos al vacío y bailamos al ritmo de un corazón dolorido. Cómo quisiera que por un instante se fundieran nuestras pieles y pudiéramos comprender que todos somos uno, uno con el de Murcia, pero uno también con el del Congo, uno con el indio y uno con la dulce cara de un niño de Oceanía.

En ese mismo instante, caerían todas la banderas, caerían todas las murallas y no quedaría ni un solo himno disonante.

El planeta es nuestra tierra, nuestra patria y la madre que nos dio la luz a todos. Si, a todos.

Tal vez el agradecimiento nos debiera unir, el agradecimiento al destino y a esa misteriosa naturaleza que nos ha dado la oportunidad de conocer juntos a todos nosotros este mundo tan repleto de belleza.

Alguna reflexión sobre lo amoroso a través de este medio


Ni los solteros ni los casados estamos dispuestos a hacer el esfuerzo de modificar nuestro estilo de vida. Eso si, nos hace ilusión la idea de tener relaciones románticas estimulantes, pero cuidando bien de que esté todo bajo control para no vernos involucrados en demasiado compromiso con nadie.

Por eso, es éste un sitio donde se puede encontrar sexo con relativa facilidad, pero muy raras veces el amor, que tiene sus exigencias de cambio y compromiso. Tal vez éste es el origen de mayor ansiedad de los que estamos pendientes de nuestro ordenador. Por una parte anhelamos el amor, pero por otra nos vemos incapaces de hacer los cambios necesarios para encontrarlo de veras. Intentamos hacernos la ilusión de que lo encontramos de cuando en cuando, pero siempre se trata de relaciones pasajeras e inestables, donde el sexo es el principal impulsor de la historia.

La cosa es que yo intuyo que mientras estemos pendientes de esto...la ansiedad producida por el conflicto "quiero y no quiero" continua , siendo ésta interrumpida o salpicada por historias que al final siempre conducen a una desilusión. El amor no se encuentra...y el conflicto se mantiene, mientras en el fondo no acabamos de decidirnos a...AMAR.

jueves, 25 de febrero de 2010

Crisis


Me preocupa un poco la forma social de percibir lo que incansablemente llamamos crisis, recesión económica etc.

No quiero dejar de considerar a las personas que actualmente lo están pasando mal por haber perdido el empleo, su poder adquisitivo etc. Solo quiero que seamos conscientes que hasta en los mejores tiempos hay gente que sufre, gente que es despedida, que está en paro, que desciende de nivel o que fracasa su negocio etc.

Lo que quiero decir es que me da la impresión de que la gente piensa que la cosa está muy mal y que cuanto antes estemos como antes mejor. Como que la meta fuera el volver a los tiempos del pasado reciente.

Bien, pues no creo que eso vaya a ocurrir nunca. Si estamos esperando algo así, no creo que ocurra ya nunca jamás.

Y no vale ponernos histéricos buscando culpables o pedir a gritos medidas milagrosas para borrar el presente que tenemos.

De alguna manera crisis significa cambio. Y eso es lo que está pasando. Están cambiando las cosas y habrá que hacer un esfuerzo de adaptación a lo que vaya a venir. Lo que sea. La cuestión es que el cambio parece inevitable, parece ser una ley de la Naturaleza y seguiremos cambiando por los siglos de los siglos, lo mismo que va cambiando el Universo.

Yo creo que todo irá bien.

A lo que tengo miedo es a que compliquemos más las cosas con histerismos, culpabilizaciones absurdas, crispaciones generadoras de conflictos y oradores salvadores de patrias que pudieran arrastrar a muchos al desastre como en su dia lo hizo Hitler.

Crisis es cambio. Los chinos dicen que crisis es sinónimo de oportunidad. Démonos una oportunidad esta vez para lo bueno, no para el desastre como en otras ocasiones en la Historia pasada.

Carlos Ignacio




miércoles, 24 de febrero de 2010

El éxito...

Autor imagen: Ferdinand Hodler


El éxito arrollador de algunos varones, me conduce a un lacerante sentimiento de inferioridad, es un dolorcillo eterno que surge de lo más profundo y se conecta con todas las experiencias vitales en las que me sentí derrotado e insignificante ante la superioridad del otro

En un primer estadio no me daba cuenta de mi propia envidia y solo se hacía notar por un difuso comportamiento agresivo, posteriormente fui consciente de él y controlaba mi comportamiento pero mi sentimiento no me hacia feliz, pero ahora...decido ser feliz admirando a estos señores.

Carlos Ignacio



lunes, 22 de febrero de 2010

Lo que uno resiste...


Lo que uno resiste, persiste. Nos concentramos en lo que no queremos, le damos energía, y al final resulta contraproducente, porque cuanto más nos empeñamos en lo que no queremos, más de eso recibimos.

Esto se aplica perfectamente a aquellos que sufren de cualquier fobia. Cuanto más se intenta huir o se desea que los estímulos fóbicos no se presenten, más detrás de uno están, por lo que uno tiene que aprender a aceptarlos y a convivir con ellos, exponiéndose uno a ellos.

Hay un proverbio chino que corrobora esto último: "Vete al corazón del peligro, porque allí encontrarás seguridad".

Carlos Ignacio




domingo, 21 de febrero de 2010

Hay veces...


Hay veces en las que uno ya no sabe qué decir. El alma parece no disponer de más palabras y los ojos se vuelven hacia sí mismos tratando de ver lo que nunca puede llegar a verse. La profundidad de nuestro origen...más allá de las palabras solo queda el dolor.

Hay veces en las que uno se aburre ya de su pasado y quiere seguir su camino, libre de esa culpa eterna y ese miedo que nos llega hasta los tuétanos y nos paraliza.

Hay veces en las que uno desea dar un portazo al pasado, respirar hondo y seguir hacia adelante.

Carlos Ignacio




Yo creo

Autor imagen: Manet



Yo creo que en el campo psicosociopolítico, y demás ramas del saber de letras, no existe ninguna verdad absoluta.

Seguramente esta creencia que tengo la tengo por los mismos motivos o razones por las que otros creen en las correspondientes verdades absolutas en dichos campos.

De todos modos, mi creencia es más práctica en lo tocante a un mundo en paz. Sólo aquellos que creen en verdades absolutas de signo contrario están dispuestas a ir a la guerra en su defensa.

Pero si me apuran, hasta en el mismo campo de la física tal vez lo objetivo, condición para la verdad absoluta, depende enteramente del tipo de sentidos que tengamos. Nosotros vemos el mundo a través de los sentidos que tenemos, pero esta no es la única posibilidad. Hay otros seres que perciben las cosas y el mundo de distinta manera a nosotros porque disponen de otro tipo de órganos sensoriales.

Pero bueno, dejando a un lado esto último, desde luego en el terreno de las ciencias "blandas" siempre va a haber distintas corrientes de opinión e hipótesis contrarias, todas ellas apoyadas por argumentos válidos para cada caso.

Todo está en función de nuestras creencias, y yo lo que me preguntaba es por el origen de las creencias que tenemos. No obstante, tal vez debiera comenzar por preguntarme por el motivo por el cual creemos que existen verdades absolutas, aparte de la propia vida, la cual podemos atestiguar directamente.

Carlos Ignacio





sábado, 20 de febrero de 2010

¿Qué sentido tiene todo esto?


Es curioso lo en serio que nos tomamos todo. Nuestra vida, nuestra nación, nuestra identidad, nuestro futuro...

Y sin embargo, si lo miramos todo desde la perspectiva del Universo realmente nos damos cuenta de que somos insignificantes.

Somos materia consciente de sí misma ¿no es esto ya una maravilla extraordinaria?

Como decía Carl Sagan, somos polvo de estrellas. Todos los elementos de los que estamos compuestos fueron formados en alguna remota estrella moribunda...

El Universo está perpetuamente en un continuo dinamismo. Nacen y mueren estrellas constantemente. Las mismas galaxias colisionan entre sí y desaparecen con el tiempo.

Yo no veo la manera en la que ningún tipo de vida pueda permanecer eternamente con esta movida continua.

Las especies desaparecen y las naciones también.

Bien es cierto que se resisten a desaparecer y nos vemos compelidos a una lucha por la existencia. Lo cierto es que la muerte siempre se impone pero también se nos impone una agonía o lucha para permanecer.

A qué viene tanto sufrimiento si nuestro sino al final es la muerte.

Provenimos del un fenómeno puramente físico como lo fue el Big Bang y de repente aparecemos seres vivos sufriendo.

¿Qué sentido tiene todo esto?

Carlos Ignacio




viernes, 19 de febrero de 2010

El olor a hierba...


El olor a hierba mojada en primavera, las noches palpitantes de verano escondidas tras una silueta que corta el aliento.

Una mañana pintada de fresa con bandadas de pájaros que siempre acompañan tu ilusión.

Un reloj a media tarde que acompasa las gotas de lluvia.

La primera mirada perdida de aquel niño que fuimos y quedó enamorado.


Un día en que nos sentimos triunfantes.

Las lágrimas derramadas cada vez que tropezamos con la vida.

Fotos teñidas de la pátina de nuestra infancia.

Los pasos de tu madre, susurrantes en la habitación donde el sueño te abraza una vez más tras una día de emociones y sudor.

Ese adiós...esa esperanza renovada y un renacer

jueves, 18 de febrero de 2010

ITE, ITE ITE, MALEDICTI IN STAGNUM IGNIS


ITE, ITE ITE, MALEDICTI IN STAGNUM IGNIS

Decir o escribir esta frase en latín que significa más o menos "Idos, idos, idos, malditos en el leño del fuego", se recomendaba en la antigüedad, creyendo que era muy eficaz en los casos declarados de mal de ojo.

Por cierto, este sería un tema muy interesante de desarrollar. La mala mirada, los sentimientos de envidia inconsciente, el deseo inconfesable de hacer el mal.

Yo creo que no hay necesidad de llegar a los sentimientos negativos cuando el mundo se ve de manera diferente a como lo ve el vecino.

Hay un pecado original que arrastra la Humanidad desde tiempo inmemorial. La codicia, la envidia y la ira. En el pecado llevamos la penitencia.

Hay una manera de medir el grado de envidia que a cada uno nos invade. Fijémonos en la intensidad y frecuencia con la que nos comparamos con los demás. La envidia irá de forma directamente proporcional.


miércoles, 17 de febrero de 2010

Buenos días

Autor imagen: Monet


Bueno, pues para empezar les diré que ser estúpido e inteligente no es incompatible.

Aquí me tienen a mi que soy tan inteligente que me doy cuenta de mi propia estupidez.

Pero yo no tengo ninguna culpa, La vida me hizo así.

Por eso yo no soy de los que se pregunta, qué estoy haciendo de mi vida, sino qué es lo que está haciendo la vida de mi.

¿Cómo ven esta absurda existencia, bellas criaturas?

Carlos Ignacio



El Universo...


Cosa extraña el Universo...

Después de explosiones y más explosiones de estrellas se forman las moléculas de las que estamos compuestos.

Todo comenzó en una billonésima de segundo en el que un fenómeno físico extraordinario tuvo lugar, el Big Bang.

Cómo es posible que al final se formara este planeta, un humilde planeta en la periferia de una gran galaxia. En realidad solo una más entre miles de millones de ellas...

Se fue formando la tierra poco a poco en varios miles de millones de años para que todo se organizara de manera que surgieran seres conscientes de sí mismos. Materia consciente de su propio sufrimiento y consciente de la Historia apasionante que el mismo Universo va desarrollando con el tiempo, indiferente a nuestra existencia.

¿No es algo sorprendente? el propio Universo consciente de sí mismo.

Cosa extraña el Universo...

Y sin embargo...solo vivo por ella. Es esa ínfima parte de Universo que me da la vida.
 

martes, 16 de febrero de 2010

La tristeza


La tristeza deja sus huellas en el alma y nos va haciendo viejos poco a poco.

Qué absurdo se hace a veces seguir adelante. Pero hay que seguir, es la única ley fiable del Universo.

Yo no sé qué es eso del amor. A veces lo he preguntado por ahí, por si obtengo alguna respuesta convincente.

¿Es un sentimiento? ¿una actitud? ¿una conducta? ¿todo ello junto? ¿cómo sabemos que es amor y no otra cosa?

Y seguramente es el amor el antídoto más eficaz contra la tristeza.

Carlos Ignacio




lunes, 15 de febrero de 2010

El amor...


El amor nos protege de muchas enfermedades.

Por otra parte, se ha demostrado que cualquier enfermedad, por muy grave que sea, es compatible con la felicidad si hay amor, con la única excepción que la depresión.

Otra cosa es el dolor. Tal vez el sufrir dolor, sin más horizonte que la muerte, sea lo que más razonablemente nos pueda llevar a la idea del suicidio.

Carlos Ignacio




El amor a los 50 años


Qué desastre. Se han vivido tantos traumas a esa edad...uno pierde confianza en si mismo y en los demás, se hace maniático y tal vez más exigente.

No es fácil encontrar pareja y la vida se convierte en una serie de actividades que sirven solo como subterfugio para sobrevivir.

Vivir sin amor es vivir en estado permanente de frustración y vivir en estado permanente de frustración significa ira, mucha ira, tanto que hasta parecería que la ira impregna todos los poros de nuestra piel.

No siempre somos conscientes, pero de cuando en cuando, en los momentos de angustia o sentimientos de carencía de amor, se vive esa ira con especial intensidad.

Pero toda la ira no la podemos contener en nosotros mismos. No podemos dejar que esa ira sea simplemente lo que es, puro dolor. Y necesitamos proyectarla. Proyectarla en forma de ideología, opiniones, actitudes y todo un discurso sustentado por ella y que va dirigido a apuntar a culpables. Son los responsables políticos, nuestros jefes, el árbitro, los inmigrantes, los extraños, todo aquello que nos irrita y provoca que nos topemos una y otra vez con nuestra propia ira.

Y en el fondo de todo...la falta de amor .
Carlos Ignacio




domingo, 14 de febrero de 2010

El sentido de la vida (solo apto para quien se quiera devanar la sesera)


El sentido de la vida es como la verdad. Por mucho que se diga últimamente, no está la verdad repartida en cada subjetividad, sino que existe la verdad objetiva, la cual cada uno de nosotros debe de esforzarse en comprender.

Bueno, tengo que matizar un poco. No es que esté la verdad ahí fuera esperando a que nos tropecemos con ella, sino es una elaboración entre las personas y se construye a través del consenso. Por eso no está nadie en posesión de la verdad. A lo más que podemos llegar es a compartirla.

Con el sentido de la vida pasa lo mismo. No es posible que cada uno encuentre de manera individual un sentido a la vida. Éste solo puede hallarse de forma "objetiva" a través de un cierto consenso social. Aunque si me apuran un poco, tal vez sea el sentido de la vida aún más objetivo que la verdad misma.

No es que cada uno tenga que encontrar su propio sentido a su vida, sino que uno debe de hallar el sentido que tiene la vida en si misma. Ser consciente de que uno forma parte de un todo y de que ese todo se rige por sus propias leyes, y tiene a su vez un sentido, aún cuando no lo comprendamos.

sábado, 13 de febrero de 2010

Lo que es la vida

Autor imagen: Joan Miró


Lo que creía que me iba a apartar del blog definitivamente no ha sido más que un espejismo.

No sé de qué podemos sentirnos seguros.

Al final va a ser cierto que uno solo puede estar seguro de la muerte y de Hacienda.

Pero no, me resisto a creer eso. Yo creo en el destino, si amigos, el destino es algo que va incluso más allá de la muerte, y de Hacienda, por supuesto.

Existe la premonición, las visiones que escapan a las dimensiones espacio-tiempo. Yo mismo puedo dar fe de ello. Yo y muchos más.

No pueden ser estas experiencia replicadas por medios científicos, pero eso no quiere decir que no existan.

No sé que es lo que nos deparará la providencia, pero algo está ahí esperando a actualizarse.

Lo mismo ocurre con las naciones que se van desarrollando con el tiempo. Todo tiene su ritmo. Son las prisas las que nos matan y pervierten. Entregamos nuestra alma al diablo y nos hacemos cómplices de la muerte, solo porque tenemos un poco de prisa.

No, amigos, seamos pacientes. Al final todo se pone en su lugar ¿la economía del País? Sí, también la economía del País.


Carlos Ignacio



viernes, 12 de febrero de 2010

Qué poco hemos aprendido...


Cuántos avances tecnológicos, cuántos progresos en organización social y política.

Cuantas ciudades y monumentos. Cuánto arte y cultura acumulada a lo largo de los siglos.

Y con todo, seguimos como al principio de los tiempos. La misma codicia, la misma ira y resentimiento, la misma envidia y deseos de poder.

No podemos evitar el dirigirnos al abismo eterno de la guerra. No hemos aprendido nada.

Se abusa como en la antigüedad y no damos más importancia que al poder, el éxito y la "victoria".

De nada han servido las enseñanzas de los pocos iluminados que nos han enseñado algún camino.

Seguimos rodeados de egoísmo, prepotencia e indiferencia hacia los demás.
No parece el hombre de hoy más compasivo que lo era en la antigüedad.

Los avances tecnológicos nos llevarán a la ruina si no van aparejados de los avances emocionales que nos hagan mejores que antaño.

Carlos Ignacio




jueves, 11 de febrero de 2010

Meditación de urinario


Si pusiera Usted en cada platillo de una balanza lo que viene sufriendo en uno y lo que viene gozando en el otro ¿qué platillo pesaría más?

Si resulta que pesa más el platillo de lo que viene sufriendo y le hubiesen dado la oportunidad de echar un vistazo al panorama antes de nacer ¿se hubiera apuntado a la vida?

Carlos Ignacio




miércoles, 10 de febrero de 2010

Jorge Bush

Autor imagen: Joan Miró


Jajajaja menudo cachondeo. Si alguien le llama así aquí, desde luego, sería tan patético que el interesado no tendría más remedio que reírse, cómo no, igual que nos reímos de una ridícula ocurrencia ocasional. Otra cosa es que tuviera que tragar con el Jorge Bush porque sí, porque así es bautizado por el personal.

Me parece que no lo entienden. No se trata de uno exija que le llamen por la forma nacional o nombre dicho en lengua de origen. Por ejemplo, aquí en mi País hay gente cuyo nombre es Juan José y quiere que le llamen como se llama, o sea, Juan José, y no Jon Joseba.

¿Ustedes creen que sería de recibo imponerle a Ibarretxe, porque sí, el nombre que se nos ocurra, y como sabemos que es vasco, llamarle porque nos sale de los huevos Jon Joseba?

A ver si lo entienden, a la gente hay que llamarle por su nombre, no por el que, o la forma, que a nosotros nos salga de los caprichos.

Si es que se dicen cosas que a uno le hacen gracia, y por otra parte no deja de ser curioso todo lo que hay que esforzarse para explicar que llamar a alguien de forma distinta a como se llama es un abuso.

Por cierto, si sus parejas les ponen algún mote o les llaman por algún nombrecito, a no ser que sea el típico "cariño" o cosas por el estilo, es un signo de abuso, abuso que con seguridad se irá actualizando con el tiempo.

Carlos Ignacio



Nos pasamos la vida esperando


Sí, amigos, nos pasamos la vida esperando.

Esperando a los reyes magos cuando eramos niños, esperando los resultados de los exámenes cuando éramos estudiantes. Esperando a que nos diga sí la chica que nos enamoró en la adolescencia. Esperando a que termine la mili, esperando a que nos llegue la primera oportunidad para incorporarnos en el mundo laboral. Esperando el salario para que nos equilibre nuestras cuentas. Esperando a mudarnos a la nueva casa que tanto anhelamos.

Nos pasamos la vida esperando.

Pero yo ya no espero nada. Sólo a que me llegue la muerte sin demasiado dolor.
¿O tal vez estoy esperando a que me diga sí esa mujer que me hace latir el corazón?

Bueno, amigos, que me diga sí pronto o que me llegue la muerte cuanto antes, eso sí, sin demasiado dolor.

Carlos Ignacio




martes, 9 de febrero de 2010

Pues nada...


Pues nada, que aquí andamos, más solo que la una y con ganas de darle al palique.
Algo se me ocurrirá comunicar a estas horas de la tarde, espero.
En todo caso, que sirva la intención.

Yo estoy convencido de que todo lo que ha ocurrido y vaya a ocurrir en el futuro está completamente determinado.
Las decisiones que creemos tomar, ya las ha tomado la naturaleza antes por nosotros y lo único que los queda es la ilusión del libre albedrío.

Ya sé, ya sé, este es un tema muy discutido y siempre hay quien defiende el libre albedrío, pero recientes investigaciones nos apoyan a todos los que creemos que el libre albedrío no es más que una ilusión.

Parece que científicos han podido detectar cambios significativos en el cerebro 10 segundos antes de que la persona tome una decisión. Es como si el cerebro la tomara antes de que nos demos cuenta de la decisión que hemos tomado.

Todo tiene su por qué. Yo por ejemplo ahora mismo estoy solo, vale ¿tengo que culparme a mi mismo por ello? ¿tengo que sentirme mal conmigo mismo?

Que acostumbrados estamos a "por qué no haces eso o aquello", "solo si te lo propusieras..."

domingo, 7 de febrero de 2010

Pues lo mío va a ser un antideseo

Autor imagen: Hessam Abrishame




Yo lo que pediría es que disminuyese notablemente la intensidad de los deseos en el mundo.

Quiero que se extinga mi fuego interior.

Quiero que mi corazón no albergue más codicia.

Me gustaría conformarme con lo que tengo y centrar mi atención en lo verdaderamente importante.

Bueno...si hay que desear algo...que sean luces, las luces que nos lleven por el buen camino.

El único camino que podría disminuir el sufrimiento en el mundo.



sábado, 6 de febrero de 2010

El amor



Es lo que ocurre en nuestro interior cuando dejamos de mirarnos al ombligo...es un deshielo de sentimientos cristalizados que miraban a uno mismo con anterioridad y que tras el deshielo...se dirigen con fuerza a otros seres.

Alzamos nuestros brazos, los extendemos y deseamos tocar al otro, ese desconocido hasta entonces, que a partir de ese momento se hace tan o mas importante que nosotros mismos.

Se llena el alma de amigos, de prójimos que nos encienden con su presencia,
de hijos que penetran hasta las entrañas, y de esa personita tan misteriosa, tan excitante, tan intimidante...

…esa fuerza infinita que nos lleva a aparearnos sin fin con ese otro erótico, sensual, divino, que nos lleva al cielo y nos pone en un estado de locura maravillosa...


https://www.youtube.com/watch?v=K0eBlkso0AY


viernes, 5 de febrero de 2010

¿Por qué queremos seguir?


La vida...tan repleta ella de belleza.
La música y la nieve.
Los latidos del corazón y las bandadas de pájaros surcando los cielos.
El mar y tu carita de niña.
La esperanza y tu sonrisa.
El sabor del verano y las mariposas en tu estomago.
¿Y el dolor?
Llega un momento en la vida en el que no podemos negar que hay más dolor que otra cosa en esta vida.
Sin embargo seguimos.
Seguimos impulsados por una fuerza que desconocemos por completo.
¿Porqué queremos seguir?
Uno no puede confiar en la vida. Siempre trae dolor y muerte.
¿Porqué queremos seguir?

Carlos Ignacio




Una mini teoría


El haber vivido amores platónicos en la infancia-adolescencia es un germen de desgracias amorosas en el futuro.

Carlos Ignacio




jueves, 4 de febrero de 2010

Me explico...


No sé que es lo que tiene la música country.

Estoy escuchando "Country roads" y se relaja todo mi cuerpo hasta una extraña profundidad en la que percibo todos los aspectos contradictorios de la vida.
La muerte escondida en las entrañas de la vida. La calma en medio de la eterna tempestad de la inseguridad permanente.

El amor y el olvido que se funden para representar figuras del pasado que nunca se fueron del todo...

La esperanza...la desesperanza...

Querer seguir y no seguir al mismo tiempo.

En fin, que me hallo un poco aburridillo y le dejo a mi cuerpo que se exprese libremente con todo su caos.

Mientras tanto, esta música country que acaricia mi alma.

Carlos Ignacio




miércoles, 3 de febrero de 2010

Tema de discusión



No solemos ser conscientes de que no somos más que partículas que forman parte de una totalidad que se rige por su propia lógica y destino.

Nuestra mente crea la ilusión, fomentada por algunas formas de pensamiento, de que tenemos un poder y una libertad para dirigir nuestra vida de la forma que a nosotros nos parezca bien.

No es así, es como ya se ha dicho antes una ilusión.
Ilusión que se hace especialmente fuerte en aquellas personas dotadas de una cierta energía.

Ellas creen que lo que hacen es por su propia y casi única iniciativa y no se dan cuenta que están propelidos por fuerzas superiores a ellas, que les llevan a realizar la parte correspondiente dentro de una maquinaria universal que se rige por sí misma.

Seamos humildes y cumplamos sin estúpidas prepotencias lo que la providencia nos tiene reservado.

¿Meditación? esto requiere explicación...


Hacerse consciente de las propias limitaciones es extraordinariamente doloroso y terrorífico pero... contribuye a la felicidad.

Ahora bien, siempre hay quien prefiere mantener una imagen glorificada de si mismo por creer que no podrá soportar la depresión que produce la percepción de la propia realidad.

Es paradójico que debamos de atravesar un estado de profunda infelicidad para conseguir enterarnos de todo lo felices que podemos llegar a ser.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...