sábado, 27 de febrero de 2010

Materia tensionada



Autor imagen: Joan Miró


Es verdad que somos materia tensionada desde que nacemos hasta que morimos, y por lo tanto, no hay manera de que nos podamos ahorrar un cierto sufrimiento, el cual, en ocasiones, es una pasada para mucha gente.

No encontrando sentido a que el Universo produzca criaturas tensionadas y conscientes, hay que admitir que también nos ha proporcionado ciertas alegrías al darnos la capacidad de disfrutar, aunque ese disfrute, por otra parte, muchas veces, demasiadas diria yo, se deba obtener a base de tensionar grupos humanos o a través de interacciones personales donde debe de haber alguien que pierde o se queda en posición de inferioridad para que el otro disfrute de autoestima y sensación de victoria o superioridad. Fuente insensata, pero tal vez imposible de enmendar.

Dicho esto, también es posible encontrar disfrute en cosas sencillas o logros personales sin necesidad de que existan gentes pisoteadas por el camino. Simplemente comiendo chocolate, o realizando actividades que tienen que ver con el amor.

Así que nos tendremos que conformar con las ventajas de una existencia a la que aun sigo sin entender su sentido (aunque lo tenga, como en alguna otra ocasión ya he indicado). Carpe diem.

Carlos Ignacio




9 comentarios:

El Blog de Clau dijo...

Me he quedado en lo de comer chocolate o tener placeres relacionados con el amor, que dilema, cuál elegir?;-).
Seguro que por alguna razón estamos, tal vez simplemente para ser el eslabon que permita que el ser humano se reproduzca.Aspiramos a mas, es cierto,pero viendo lo que hacemos con los animales y el planeta a veces me pregunto si tal pretensión tiene razón de ser.
Beso
Clau

Carlos Ignacio dijo...

Hola, Clau, todo un placer tus sutiles provocaciones.

Bueno...tampoco se trata de hacer un balance exahustivo de todas aquellas cosas que nos pueden dar placer o proporcionarnos algo positivo para que nos sintamos bien con nosotros mismos, o útiles para los demás.

Parece ser que ayuda mucho a sentirnos satisfechos con la vida si somos capaces de sentirnos parte de un todo más importante. Si vemos que vamos desarrollando todas nuestras potencialidades etc.

Lo que ocurre es que buscando la felicidad nos vemos envueltos muchas veces en conflictos con otros seres que a su vez también pretenden ser felices y para ello se ven obligados a luchar contra nosotros. Yo dentro de una cosa mayor que yo, funcionando al 100 por 100, luchando contra ti, que te sientes integrada en algo mayor que tu, y también desarrollando todo tu saber.

Por eso preguntaba, que si merece la pena formar parte de una Humanidad que está en perpetua guerra contra si misma.

Por supuesto que "merece la pena", estamos programados para seguir, asi nos lo indica nuestro instinto de supervivencia, y hacer algo que vaya en contra de él es pura locura.

Tal vez nos ha llegado el tiempo en que tenemos que dar un poco más de valor a la pasividad.

Las guerras son para trabajadores natos. Cuando los estúpidos se ponen a trabajar es mejor ponerse a temblar.

Dado el alto porcentaje de estupidez, tal vez saldriamos ganando si nadie da ni golpe. Bueno, lo justo para sobrevivir y quedar bien, eso sí.

No sé si no me he enrollado demasiado o si me he explicado bien o no. Pero ahi va.

Un beso

Sakkarah dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Ignacio dijo...

Parece interesante lo que tratas de decir, Sakkarah, pero creo que te deberias extender un poco más para que comprenda bien tu pensamiento.

Por lo menos lo intentaré, te lo juro por Arturo.

Sakkarah dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
osane dijo...

Estoy muy de acuerdo con todas vuestras opiniones.

Pienso que venimos a esta vida a ser felices, solo que el concepto de felicidad lo tenemos algunos algo confuso justamente porque cada uno tiene una visión distinta.
Para mi la felicidad es paz, aceptación en muchos casos de lo que toca vivir, búsqueda de la lógica y la comprensión y sobretodo paciencia para alcanzar lo que se desea sin perjudicar a terceros.
Uno no es mas feliz por tener mas cosas, sino por vivir en paz con su entorno, por tener de vez en cuando la satisfacción de poder ayudar a alguien, de poder descubrir que dentro de una desgracia hay gente que viene a arroparnos y eso es algo muy grande que solo descubrimos en el infortunio.
Y es que no hay claridad ni oscuridad, solo una combinación de ambas y una no subsiste sin la otra y eso hay que aceptarlo.
Pisar a otro para nuestro provecho siempre tiene malas consecuencias y sobretodo mala conciencia.
Dios nos libre de los liberadores del mundo y de los que pretenden civilizarlo porque muchas veces la palabra civilización equivale a destrucción.
Un beso

Carlos Ignacio dijo...

Sí me parece una valiosa aportación, Sakkarah.

Es verdad que nosotros mismos nos podemos poner en lugares donde ya desde el principio está cantado que vamos a perder.

Sobre esto escribí una entrada no hace mucho tiempo.

Es lo que decia que en inglés se viene a denominar "selfdefeating behavior".

Me parece un tema muy interesante y que podria dar lugar a un sustancioso debate.

Creo que has puesto el asunto en unas profundidades que tal vez nos lleve a considerar todo esto de manera más detenida.

Nos adentramos en el misterioso mundo del psiquismo inconsciente del ser humano...

Un honor tu participación en este blog, Sakkarah

Un abrazo

Carlos Ignacio dijo...

Enhorabuena por tu comentario, Osane.

Lo que más me ha llegado, aunque todo lo que has dicho es sustancioso es lo siguiente:

"Para mi la felicidad es paz, aceptación en muchos casos de lo que toca vivir, búsqueda de la lógica y la comprensión y sobretodo paciencia para alcanzar lo que se desea sin perjudicar a terceros".


Besos

Sakkarah dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...