domingo, 7 de febrero de 2010

Pues lo mío va a ser un antideseo

Autor imagen: Hessam Abrishame




Yo lo que pediría es que disminuyese notablemente la intensidad de los deseos en el mundo.

Quiero que se extinga mi fuego interior.

Quiero que mi corazón no albergue más codicia.

Me gustaría conformarme con lo que tengo y centrar mi atención en lo verdaderamente importante.

Bueno...si hay que desear algo...que sean luces, las luces que nos lleven por el buen camino.

El único camino que podría disminuir el sufrimiento en el mundo.



2 comentarios:

Felix Casanova Briceño dijo...

Carlos Ignacio...

Hermoso, amigo. Y es que el deseo aumenta la infelicidad. La luz para nuestras vidas y lo suficiente para vivir. Ahhhh maldito deseo...

Un abrazo.

Carlos Ignacio dijo...

Hola, Felix, gracias por tu comentario.

Aprovecho para felicitarte una vez más por tu interesante blog, ¡soy un enamorado de la Historia!

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...