viernes, 19 de febrero de 2010

El olor a hierba...


El olor a hierba mojada en primavera, las noches palpitantes de verano escondidas tras una silueta que corta el aliento.

Una mañana pintada de fresa con bandadas de pájaros que siempre acompañan tu ilusión.

Un reloj a media tarde que acompasa las gotas de lluvia.

La primera mirada perdida de aquel niño que fuimos y quedó enamorado.
Un día en que nos sentimos triunfantes.

Las lágrimas derramadas cada vez que tropezamos con la vida.

Fotos teñidas de la pátina de nuestra infancia.

Los pasos de tu madre, susurrantes en la habitación donde el sueño te abraza una vez más tras una día de emociones y sudor.

Ese adiós...esa esperanza renovada y un renacer

Carlos Ignacio



10 comentarios:

CORAZÓN VERDE dijo...

Este escrito esta impregnado de nostalgia en todas sus letras, es precioso

Mariajoriso dijo...

La pachamama, la madre tirra el escrito huele a tierra mojada.
Lindo...
Riso abrazos mariajoriso
feliz fin de semana

MARIA L. BÓZOLI dijo...

Lindo o seu blog Carlos.Amei!
Bom ter vc aki.Estou a lhe seguir.
Obrigada por vir......Beijosssss

Carlos Ignacio dijo...

Gracias Corazón verde.Efectivamente hay notalgia en el.

Un beso.

Carlos Ignacio dijo...

Un abrazo muy fuerte Marijoriso. Feliz fin de semana, igualmente.

Carlos Ignacio dijo...

Muchas gracias,María L.Bozoli espero que no dejes de pasar por aquí.

Muchos besos.

osane dijo...

Un texto muy sentido. Mi recuerdo se remonta a la cuna. Los pasos de mi abuela que arrastraba los pasos por la casa y que andaba trasteando mientras yo dormía.
Un beso

Carlos Ignacio dijo...

Siempre tranquilizadores esos pasos..eh, Osane?

osane dijo...

En ocasiones he creído oirlos por mi casa, lo que no me tranquiliza jaja.

Ahora en serio mi abuela era algo fuera de serie, digamos que ella me crío.

Carlos Ignacio dijo...

Estoy seguro que tuviste una abuela fabulosa, Osane, un fuerte abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...