viernes, 26 de febrero de 2010

Qué bella es la noche...



Qué bella es la noche clara, repleta de misterios ocultos en cada esquina de las calles cansadas.

Qué extraña paz le inunda a un alma torturada desde siglos, cuando solo quedan los últimos reflejos silenciosos.

Cuantas emociones ancestrales reverberan en los corazones ansiosos de la mañana incierta.

Es entonces que nos damos cuenta que no somos más que un tenue soplo.
Se desnuda nuestro ego de todas sus corazas y queda el alma expuesta al aire del destino...

Nos entregamos al vacío y bailamos al ritmo de un corazón dolorido. Cómo quisiera que por un instante se fundieran nuestras pieles y pudiéramos comprender que todos somos uno, uno con el de Murcia, pero uno también con el del Congo, uno con el indio y uno con la dulce cara de un niño de Oceanía.

En ese mismo instante, caerían todas la banderas, caerían todas las murallas y no quedaría ni un solo himno disonante.

El planeta es nuestra tierra, nuestra patria y la madre que nos dio la luz a todos. Si, a todos.

Tal vez el agradecimiento nos debiera unir, el agradecimiento al destino y a esa misteriosa naturaleza que nos ha dado la oportunidad de conocer juntos a todos nosotros este mundo tan repleto de belleza.

9 comentarios:

Felix Casanova Briceño dijo...

Carlos Ignacio...

Paso a darte las gracias por desearme suerte en el concurso, y encuentro una página hecha desde el corazón, con una pluma exquisita y unos textos que dan pie a la reflexión. Enhorabuena. Te sigo.

Un abrazo.

Carlos Ignacio dijo...

¡Suerte! Te la mereces, muy interesnte tu blog.

Carlos Ignacio dijo...

Gracias, Carmen, que una mujer como tú me diga eso me da muchos ánimos para seguir.

Un beso

Mariajoriso dijo...

Me gusto que bella es la noche.
Pase por tu blog te sigo.
Saludos y riso abrazos.
Mariajoriso

Carlos Ignacio dijo...

Gracias Mariajoriso por tu valoración de este mensaje.

La verdad es que me salió del alma.

Un abrazo

CORAZÓN VERDE dijo...

Has escrito algo maravilloso realmente hermoso

Carlos Ignacio dijo...

Gracias, Corazón Verde, por cierto, me has dejado intrigado ¿por qué verde el corazón?

osane dijo...

Muy bello sentimiento. Lamentablemente creo que antes de que eso ocurra las ranas bailarán flamenco.
Es bueno transmitir estos pensamientos de amor, quizás algo se nos vaya quedando
Un beso.

Carlos Ignacio dijo...

Si las ranas no van al flamenco, el flamenco irá a las ranas (es broma, por supuesto)

Gracias por tu comentario, Osane

Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...