domingo, 20 de febrero de 2011

Una reflexión tras el curso sobre Mindfulness


Ha sido un fin de semana intenso. Viernes y Sábado de cursillo con Andrés Martín Asuero sobre Mindfulness Based Stress Reduction (MBSR), organizado por la Fundación EDE de Bilbao.

Mi cabeza aún está elaborando lo recibido e ilusionado con todo lo que me ha aportado para seguir con mi Tesis sobre el Self ("Yo como agente", "Yo como objeto" y "Yo como consciencia plena")

Es posible que seais vosotros los únicos testigos de mi epopeya sobre mis esfuerzos de investigación para describir la esencia de los componentes básicos del Self.

Eso es igual, mi investigación me apasiona y es el proceso lo que importa.

Por otra parte, si me sirve para dar explicaciones a mis pacientes, con eso será suficiente.

Lo curioso, como comentaba yo en el cursillo, es que todos venimos a ser lo mismo, un soplo de vida que anhela ser feliz.

Sin embargo nos cuesta Dios y ayuda hacer aquellas cosas que nos pueden aportar felicidad. Como lo son el ejercicio físico, cualquier práctica de relajación o mindfulness, por ejemplo.

También nos apartamos a veces de la gente...¿por qué nos aislamos cuando es justo la relación con los demás lo que nos enriquece?

Tal vez miseria llame a miseria y felicidad a felicidad.

Tal vez sea cuestión de romper círculos viciosos y transformarlos en círculos virtuosos...

martes, 15 de febrero de 2011

La exploración del inconsciente


Lo inconsciente lo tenemos a mano aqui y ahora. No es necesario remontarnos al pasado ni a nada especialmente misterioso o tremebundo.

Todos los aspectos que se nos escapan del presente se hallan en la zona oscura del "Yo como experiencia". Sólo hay que abrir los ojos a aquello que se nos presenta en cada momento.

La conciencia del presente se nos escapa o bien porque nuestra atención vaga en una especie de ensimismamiento, en recuerdos, en ensoñaciones o simplemente por un estrechamiento de la conciencia que hace que la atención se centre en aspectos muy concretos de lo que se nos presenta o nos interesa.

En estas condiciones gran parte de lo que va sucediendo aqui y ahora se oculta en esa especie de sombra subsconsciente, la cual debemos explorar e ir descubriendo con cada ejercicio para fortalecer el "Yo como experiencia", o sea, la plena consciencia de lo que va ocurriendo tanto en el mundo exterior como en nuestro propio cuerpo, aspectos que nos van surgiendo en la experiencia inmediata del presente.

Sólo recordar que el presente no es algo estático en su forma, sino un ir deslizandose en el tiempo de forma dinámica, pero siempre con una sensación de inmediatez, algo que intuitivamente diferenciamos tanto del pasado ("Yo como objeto") como del futuro ("Yo como agente") y siempre está ahi, como receptáculo del aqui y el ahora.

lunes, 14 de febrero de 2011

No podemos confiar en los recuerdos


Está demostrado que la memoria sufre de distorsiones, y los recuerdos, por ese motivo, no son todo lo fiables que hasta ahora hemos creido.

El empeño de urgar en el pasado no es muy productivo, la verdad, y debemos dejarlo en un mundo de penumbras que no debemos transitar.

Todo aquello que el pasado sedimentó en nuestro pecho o en nuestra zona abdominal se encuentra actualizado en el presente en forma de sensaciones internas, profundas, íntimas y dolorosas en muchas ocasiones.

Lo peor es asustarse por esos sentimientos. Al aceptarlos y hacerlos parte de nuestro presente se diluyen con el tiempo.

Es más, yo recomendaria incluirlos en los ejercicios de toma de conciencia del presente como una parte más que percibimos en el aqui y en el ahora.

Los beneficios es de esperar que sean más rápidos y efectivos que ese zambuyirse en un pasado movedizo que nos lleva a confusión.

En todo caso las revisiones del pasado deben ser cortas, precisas y contundentes. Alli donde haya alguna duda deberemos seguir hacia adelante y anclarnos de nuevo en nuestro "Yo como experiencia"

sábado, 12 de febrero de 2011

Un secreto para disminuir su ansiedad inmediatamente


Póngase de pie

Sea plenamente consciente de sus pies y sienta cómo se clavan en el suelo.

Apriete bien los puños y diga por dentro...

"La ansiedad no importa"

Inspire profundamente y deje salir el aire a través de una lenta espiración

Notará que de inmediato su ansiedad ha disminuido notablemente.

A partir de ahí, si lo desea, puede seguir con los ejercicios para fortalecer la conciencia del presente ("Yo como experiencia")


martes, 8 de febrero de 2011

¿ Estoy angustiado ? (pequeño ejercicio)


Algo hay que hacer...

A ver...una inspiración, una lenta espiración y una buena zambullida en el momento presente.

Vamos a surfear cada instante y nos vamos a impregnar de todas las sensaciones que vayan llegando a cada uno de nuestros sentidos abiertos al mundo, incluido nuestro cuerpo.

Ah, y sin juicio alguno. Por ejemplo, yo me suelo quejar del chaval de arriba que no se cansa del chun chun del bacalao, pero ahora nada, hasta eso lo recibo sin juzgarlo y me sumerjo en el ahora. No pasa nada.

Vuelvo a inspirar y espiro mientras siento como me voy relajando.

Siento todo mi cuerpo y después cada parte de él, y si noto en alguna parte alguna tensión, la suelto, la dejo ir y paso revista a cada uno de los sentidos.

Cierro los ojos y escucho todos los sonidos, cercanos y lejanos. Estoy asi un ratito y abro los ojos y percibo pasivamente todas las formas y colores que se presentan ante mi vista. Lo miro todo como si fuera la primera vez.

Paso mi mano por encima de la mesa y siento el tacto, soy la sensación tactil para convertirme seguidamente en un olor, el olor de estas flores que están sobre mi mesa.

"Hola, flores, yo os atiendo y vosotras me dais vuestro olor. Nos fundiremos en una única experiencia"

Ahora creo que me voy a comer un poco de chocolate, pero os aseguro que sentiré cada segundo, muy conscientemente, las sensaciones del chocolate en mi boca.

Este tipo de ejercicios van fortaleciento el "Yo como experiencia". Cuanto más nos asentemos en él la confusión será menor.

martes, 1 de febrero de 2011

"Yo como experiencia" en las relaciones interpersonales



Ya hemos explicado que el "Yo como experiencia" somos nosotros como un punto o ente que es consciente en el aqui y el ahora, que recibe los estímos sensoriales visuales, auditivos, olfativos, tactiles, propioceptivos, emocionales y hasta el gusto en el momento que uno está viviendo.

Somos la consciencia abierta a la realidad externa, a lo que vamos sintiendo o percibiendo segundo a segundo, ajenos a nuestra identidad, mundo imaginario, deseos que podamos albergar etc.

Seria similar a la consciencia del resto de los animales, aunque en estos sería una experiencia sin consciencia plena de ella.

Ahora bien, hasta ahora hemos contemplado el "Yo como experiencia" en situación de soledad física pero ¿qué ocurre cuando estamos con alguien? ¿qué ocurre con el "Yo como experiencia" cuando estamos en una interacción personal?

En este último caso, la realidad es sobre todo la persona con la que estamos interactuando. Los sentidos están abiertos a lo que percibimos en el otro y dejamos el resto del mundo físico en un segundo plano.

Fortalecer el "Yo como experiencia" mientras estamos relacionándonos significa ser conscientes de nuestra atencióa a los estímilos que el otro nos envia. Su voz, sus gestos, contacto si lo hubiera, la imagen que el otro proyecta, postura, y por último, por contradictorio que parezca...¡lo que nos dice!

Sí, amigos, lo que el otro nos comunica de forma verbal viene a ser menos de el 10% de su comunicación real. Por lo tanto, estar abierto al presente mientras estamos con alguien, es estar abierto sobre todo a los aspectos no verbales que reciben nuestros sentidos por parte de la otra persona.

Gracias a nuestras neuronas espejo, podemos reflejar hasta los estados emocionales de la persona con la que estamos interactuando, podemos sentirlo.

Por lo tanto estar en el aqui y en el ahora, o sea, actualizar nuestro "Yo como experiencia" cuando estamos con alguien, significa estar atentos a su imagen, tono de voz, gestos, postura y, sobre todo, expresión facial, y todo ello siendo conscientes también de nuestro cuerpo y reacciones emocionales que pudieramos tener. Siempre atendiendo, por supuesto, a lo que nos está diciendo la otra persona.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...