domingo, 30 de agosto de 2015

Un signo de avance


Un signo de avance espiritual es la transformación del pesar, producido por la consciencia perdida durante un cierto tiempo, en agradecimiento por la consciencia recuperada en el momento presente.

Cuando tenemos un mal dia en el que resulta más difícil conectar con el espíritu, o meditar, hay que sospechar una rebelión del ego, lo cual se puede manifestar como una especie de hartazgo por el esfuerzo realizado con anterioridad y por las limitaciones de siempre.

Tal vez el ego no llegue nunca a rendirse completamente. Esto último también habrá que aceptarlo como una realidad. Siempre surge, tarde o temprano, un ego con la ilusión de que una situación sin límites es posible en este mundo, de ahí su rebeldia a lo que hay.

Aceptar el hartazgo, cuando se presenta, también es un signo de avance.

viernes, 28 de agosto de 2015

¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy?


El "Yo como agente" tiene las respuestas, es decir, sabe lo que es, de dónde viene y a dónde va, pero a nuestro consciente no le es dado conocerlas debido a la construcción del "Yo como objeto" o ego, también llamado yo social o yo falso.

Todas esas respuestas se hallan dentro de la misma incognoscibilidad en la que se encuentra el "Yo como agente".

A medida en que el "Yo como experiencia" se va abriendo paso entre el  "Yo como objeto" o ego, debilitándole o reduciendo al ego a la mínima expresión, los secretos y respuestas del "Yo como agente" se van desvelando.

Vean qué emocionante
https://www.youtube.com/watch?v=dm6Nccy6QnQ

domingo, 23 de agosto de 2015

Una experiencia que ilumina el Espíritu


La percepción de la siguiente experiencia no verbal te ayudará a despertar:

"En el espejo no hay un reflejo de ti, sino que en ti hay un reflejo del espejo y todo lo demás"

Esta frase no es más que un dedo o señal que apunta hacia el yo como experiencia o Espíritu.

Al final uno llega a darse cuenta de que el sujeto no es nada que se mueva o cambie, sino que es la quietud de la consciencia libre.

Tú no eres consciente de nada, sino que hay una consciencia que es testigo de ti, de tus pensamientos, imágenes, memoria, emociones y percepciones.

Ésta es la médula de toda forma de meditación, pero ¡ojo! el "demonio", o ego, a través de una multitud de pensamientos "esperanzadores", se intentará colar por la puerta de atrás.

https://www.youtube.com/watch?v=KnQGs24U1e8

domingo, 16 de agosto de 2015

Apertura del canal entre el yo como experiencia y el yo como objeto. Equilibrio


Hay veces que nos sentimos mal y tendemos a creer que es por circunstancias externas que no podemos controlar. Otras veces, sin embargo, observamos que las circunstancias son las mismas y nos sentimos animados y seguros. No podemos predecir cómo será lo siguiente, porque nunca es exactamente lo mismo.

La voz interior puede llegar a preguntarse: "Si no soy yo ¿quién soy?" y el ser interior escucha la pregunta...y repite por dentro: "La experiencia directa de ti mismo, incluida la voz y el sentimiento que la acompaña". Y con esto queda patente que ya se ha abierto un canal entre el yo como experiencia y el yo como objeto. El proceso ya se ha iniciado.

Pero no se trata de un instalarse en la identificación con el ser, o yo como experiencia, solamente, sino de equilibrar las dos experiencias, la experiencia directa, desde uno mismo, y la identificación con la forma; pensamiento, autoimagen, recuerdos, metas, actividades etc., permitiendo que la dimensión del ser se infiltre en el mundo de la forma y los objetos, los cuales corresponden al propósito secundario de la vida.

La actividad de un estado de infelicidad profunda, por ejemplo, es una forma, la cual hay que aceptar y hacer que se infiltre en ella, el propósito primario, o sea, la experiencia inmediata de uno mismo. Esta última es la que facilita la aceptación de lo que hay, en el espacio de la consciencia, y facilita la llegada de nuevas formas.

domingo, 9 de agosto de 2015

El enemigo interior


Una cosa son los pensamientos conscientes de severa autocrítica con los que nos solemos identificar, y otra el motor de dichos pensamientos, los cuales no hacen mas que transmitir, algunas veces, la condena proveniente de un ego interior.

Ese ego no es el pensamiento que dice "eres malo", con lo cual tú te identificas, sino la instancia inconsciente que te lleva a pensar asi. Es como un ente cruel que parece alojarse dentro de uno. Un ente que necesita hacer daño para sentirse fuerte.

Dicho ego interior parece que no puede ser consciente más que de forma indirecta, a través de los juicios, aseveraciones y pensamientos negativos sobre la propia historia de uno. Es el enemigo interior, del cual sólo podemos ver sus flechas.

Y en este punto, una vez más, debemos de recordar la palabras de Paracelso: "Jamás te creas solo ni débil, porque hay detrás de ti ejércitos poderosos que no concibes ni en sueños. Si elevas tu espíritu, no habrá mal que pueda tocarte. El único enemigo a quien debes temer es a ti mismo".

jueves, 6 de agosto de 2015

Lo más cercano a Dios es la respiración

 
Al atardecer, cuando ya se está un poco cansado, no se tiene esa capacidad de atender al Ser. Se atiende al Ser liberando el foco de atención, y liberando el foco de atención se refuerza la identidad con él.

Pues bien, a medida que va pasando el día, parece más bien producirse una resistencia inconsciente.

Por la noche se puede producir un reflujo del ego que parece aprovecharse de la inconsciencia para ponerse en primer plano.

Es conveniente intentar desenfocar la atención para pasar a una alerta serena cuando algo nos absorve demasiado, como la comida, una ducha, charla, representaciones, atracción sexual, alta emocionalidad tras algún acontecimiento, molestia, dolor..., basicamente cuando la mente se ve inundada de miedo, ira, deseo, incomodidad o dolor.

La práctica exige exponerse a desafios cuando uno se ve lo suficientemente fuerte.

Cuando te sientas desorientado pregúntate: ¿Qué soy? (espacio para la experiencia inmediata) y, seguidamente, dirige la atención a la respiración.

Lo más cercano a Dios es la respiración.

sábado, 1 de agosto de 2015

El verdadero secreto


No te olvides de quién eres y haz lo que quieras, todo irá bien; dará igual si estás solo o acompañado.

Es inevitable que en ocasiones se produzca una identificación con la mente reactiva, pero a continuación es posible mirar a este fenómeno como una partecita más del momento presente y conectar de nuevo con el "yo como experiencia", esa identidad infinitamente más amplia que los reflejos de la mente, es decir, que los reflejos de todo el movimiento de la memoria del pasado.

Uno no es lo que parece ante el espejo físico, ni lo que parece ante el espejo psicológico de los demás
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...