domingo, 9 de agosto de 2015

El enemigo interior


Una cosa son los pensamientos conscientes de severa autocrítica con los que nos solemos identificar, y otra el motor de dichos pensamientos, los cuales no hacen mas que transmitir, algunas veces, la condena proveniente de un ego interior.

Ese ego no es el pensamiento que dice "eres malo", con lo cual tú te identificas, sino la instancia inconsciente que te lleva a pensar asi. Es como un ente cruel que parece alojarse dentro de uno. Un ente que necesita hacer daño para sentirse fuerte.

Dicho ego interior parece que no puede ser consciente más que de forma indirecta, a través de los juicios, aseveraciones y pensamientos negativos sobre la propia historia de uno. Es el enemigo interior, del cual sólo podemos ver sus flechas.

Y en este punto, una vez más, debemos de recordar la palabras de Paracelso: "Jamás te creas solo ni débil, porque hay detrás de ti ejércitos poderosos que no concibes ni en sueños. Si elevas tu espíritu, no habrá mal que pueda tocarte. El único enemigo a quien debes temer es a ti mismo".

4 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

Con cuanta intensidad escribes y describes lo que sientes
Es maravilloso
te dejo jazmines

Rafael San Andrés Renedo dijo...

Qué alegria verte de nuevo por aqui, Mucha, y además valorando tan positivamente mi aportación.

Yo te envio rosas y besos

RECOMENZAR dijo...

Sentir las palabras del otro como si fueran tuyas
y ver que al final no somos mujeres
ni hombres
solo gender
sin sexo
que ama la prosa
besosssssss

Rafael San Andrés Renedo dijo...

Lo has capatado muy bien, en la esencia, es decir, el ser que somos no tienen sexo.

Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...