martes, 15 de febrero de 2011

La exploración del inconsciente


Lo inconsciente lo tenemos a mano aqui y ahora. No es necesario remontarnos al pasado ni a nada especialmente misterioso o tremebundo.

Todos los aspectos que se nos escapan del presente se hallan en la zona oscura del "Yo como experiencia". Sólo hay que abrir los ojos a aquello que se nos presenta en cada momento.

La conciencia del presente se nos escapa o bien porque nuestra atención vaga en una especie de ensimismamiento, en recuerdos, en ensoñaciones o simplemente por un estrechamiento de la conciencia que hace que la atención se centre en aspectos muy concretos de lo que se nos presenta o nos interesa.

En estas condiciones gran parte de lo que va sucediendo aqui y ahora se oculta en esa especie de sombra subsconsciente, la cual debemos explorar e ir descubriendo con cada ejercicio para fortalecer el "Yo como experiencia", o sea, la plena consciencia de lo que va ocurriendo tanto en el mundo exterior como en nuestro propio cuerpo, aspectos que nos van surgiendo en la experiencia inmediata del presente.

Sólo recordar que el presente no es algo estático en su forma, sino un ir deslizandose en el tiempo de forma dinámica, pero siempre con una sensación de inmediatez, algo que intuitivamente diferenciamos tanto del pasado ("Yo como objeto") como del futuro ("Yo como agente") y siempre está ahi, como receptáculo del aqui y el ahora.

5 comentarios:

Gladys dijo...

Amigo Carlos que bien se siente leyendote es una sensación como entrar en uno mismo y buscar en la mente lo que hay en ese momento, me gusta mucho como en tan pocas palabras puedes decir tanto, me siento como tomando clases en tu página, me hace sentir muy bien me relajo, y tomo conciencia de mi misma, gracias por compartir tan interesantes temas.
Un abrazo gigante con mucho cariño, que tengas una bella semana amigo mio.

Carlos Ignacio dijo...

Buenos dias, Gladys, no sabes cómo me alegro de que encuentres un provecho en estos escritos.

Es un esfuerzo por dejar claras algunas ideas que publiqué en su dia y que no eran bien comprendidas.

Aqui intento que sea digerible para todo el mundo, por lo que tus palabras me llenan de satisfacción.


Un abrazo inmenso

Antoniatenea dijo...

Buenos días, Carlos, entiendo que nos invitas a que exploremos esa, nuestra zona oscura o ambigua para que la entendamos un poco, la del presente como mínimo, para tener plena consciencia de los que ocurre en nuestra vida y en nuestras emociones, pero, ¿acaso ese desván no es un refugio para todo aquello que no queremos ver?

Me gusta a veces no ser totalmente consciente de mis "yo"..una pequeña dosis de descontrol ayuda a vivir. o por lo menos a sifrir menos.
Un beso, voy a coger la canoa y ver otros puertos de tu blog.

Carlos Ignacio dijo...

Lo que es un gustazo es leer tus respuestas, Antonia.

Lo has llenado todo de tu inconfundible vitalidad y esa actitud curiosa e inquieta que te lleva a saber más y más.

Te agradezco de veras todos tus comentarios


Pongo un beso en una botella para que te llegue desde mi isla a la tuya.

Antoniatenea dijo...

Mi yo como objeto,mi yo como como objeto..y mi yo como experiencia te damos las gracias , porque ha llegado intacto el beso en la botella a mi isla . Te envío musuak en otra botella agradeciéndote tus palabras.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...