jueves, 28 de abril de 2016

Relación interpersonal y meditación



No sólo es importante la intervención del "otro", el cual traería el silencio adecuado a la relación, sino también la práctica personal de la meditación.

El otro si no es exótico, mejor. Es más fácil el encaje intersubjetivo con alguien similar.

Es importante entender que el ruido mental de fondo es inevitable y necesario, es la función de la red neuronal por defecto que se activa cuando no se hace nada, cuando la mente vaga libre y se entrega a la ensoñación diurna, tal y como lo descubrió Marcus Raichle en 2001.

La presencia es algo que surge teniendo como telón de fondo la inactividad correlacionada con esta red de centros cereblales que se ponen en acción cuando no existe ninguna actividad particular.

La meditación sólo puede ser una alternancia entre ensoñación diurna y la presencia, las dos formas de no hacer nada.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...