miércoles, 12 de noviembre de 2014

La comprensión básica


Conviene creer o, mejor aún, darse cuenta, que la autoimagen es una simple ilusión y descansar en la consciencia abierta o "yo como experiencia". Desde esa perspectiva, nada resulta imprescindible ni absolutamente repulsivo. Uno se va alejando de su dolor, de los tormentos emocionales producidos por la impermanencia y el autoodio.

El camino hacia el "despertar" consiste en afianzarse en una creencia, la cual con el tiempo se hace evidente: la de que no se existe como ente definido.

Creo que lo mejor es olvidarse de ese concepto de "despertar", que, en realidad, no es más que otra palabra más, una palabra que connota un estado deseado, algo a lo que llegar ¿y quién quiere llegar ahí? una vez más...el "yo como objeto" o ego...¡que no existe! Bueno, sí existe, pero como una pura convención social; es una ilusión conveniente, nada más.

Uno quiere que no le molesten, pero sería bueno ir más allá y que nada le molestara a uno porque no hay nadie a quien molestar; ésta es la comprensión básica.

4 comentarios:

Andrés Sánchez Soto dijo...

Magnifico blog, exquisitamente cuidado con magnificas publicaciones por lo que te felicito.

Lo seguiré con interés...........

Enhorabuena y un afectuoso saludo desde Gran Canaria.

Mary Carmen Magia dijo...

Es difícil conseguir... pero da tranquilidad pensar que se pudiera alcanzar...

Muchos besos

Rafael San Andrés Renedo dijo...

Gracias por la positiva valoración que haces de estas contribuciones, Andrés

Un abrazo

Rafael San Andrés Renedo dijo...

Con el tiempo me doy cuenta que hay más gente que ha alcanzado esa lucidez, y desde muchos caminos diferentes, algunas veces porque sí.

Yo creo que tú sigues el camino sin darte cuenta (o dándote poca cuenta)

Todos los besos que me envias, más uno

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...