sábado, 29 de noviembre de 2014

¡He sido yo!


El "Yo como objeto", o ego, suele apropiarse de los triunfos que nos da, a veces, el "Yo como experiencia" cuando se expresa este último, como es natural, a través del "Yo como agente".

Cuando el "Yo como agente" es impulsado por el "Yo como experiencia", cuando este último determina la conducta de aquél, podemos estar seguros que se trata de la expresión del verdadero yo.

Cuando se expresa el verdadero yo, invadiéndole a uno cierta energia luminosa acompañada de gozo, se suele mezclar con la vana e ilusoria creencia del ego de haber "vencido sobre el universo".

El falso yo, o sea, el "Yo como agente" motivado por el "Yo como objeto", o ego, levanta los brazos, en señal de victoria, exclamando orgulloso: ¡He sido yo!

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...