lunes, 24 de febrero de 2014

Experiencias extracorpóreas


La Humanidad ha sido testigo desde siempre de fenómenos extraordinarios, como lo son las experiencias extracorpóreas, también llamados viajes astrales en ambientes dados al estudio de lo paranormal.

Es uno de los fenómenos más impresionantes y al parecer mucho más frecuente de lo que creemos.

Es la experiencia de salir del propio cuerpo de manera que una parte de nosotros mismos, una especie de ser más o menos etéreo, lo mira (al propio cuerpo), frecuentemente desde arriba.

Se suele producir en accidentes, tras operaciones quirurgicas, en combate, en ciertos ataques epilepticos o simplemente poco antes de dormir, entre otras muchas situaciones.

El que ocurran cosas como éstas de forma relativamente frecuente y no sólo en místicos o hechiceros bajo el efecto de ciertas drogas, ha dado lugar a la idea de que es precisamente el alma inmortal la que se separa del cuerpo temporalmente.

Es probable que sea éste el origen del concepto de alma y de ciertas concepciones de la mente.

Pero el caso es que en 2002 ya se pudo reproducir esta experiencia de forma artificial por Olaf Blanke en el hospital universitario de Ginebra, estimulando el giro angular derecho del cerebro en una paciente epileptica.

Se han hallado otras localizaciones que se correlacionan con estas vivencias, y cualquiera de nosotros nos veriamos saliendo de nuestra propio cuerpo, produciéndose una disociación de nosotros mismos si nos estimularan electricamente el punto correcto del cerebro.

Podriamos sentir con claridad, y con completa sensación de realidad, que salimos del cuerpo y desde arriba (que es lo más común) podriamos observar nuestro propio cuerpo tendido en la cama (si es que en la cama iniciamos la experiencia)

Una de cada diez personas informan haber vivido esta experiencia de una u otra forma.

También es descrita como una de las experiencias que tienen las personas que, por un motivo u otro, se hallan a las puertas de la muerte o que están en situación de muerte clínica.

Hay quien dice que todos nosotros seriamos capaces de vivir experiencias extracorporales de forma natural, si fueramos adecuadamente entrenados; y hay quien llega a afirmar que, de hecho, todos hemos tenido esta experiencia por la noches, experiencia relegada a un olvido irrecuperable.

Asi que estamos hablando de un fenómeno mucho más cercano y consistente de lo que tendemos a creer.

¿Pero quién es el que observa? y ¿a quién observa?

Lo que parece evidente es que ese cuerpo más o menos etéreo, el que observa al propio cuerpo, es un agente, el "Yo como agente" que puede moverse y tomar iniciativas; de hecho, es capaz de moverse y lo hace, y es capaz de decidir cuando se termina la experiencia, es el "Yo como agente", el cual, por medio del "Yo como experiencia", está observando al "Yo como objeto", el propio cuerpo, el cual es identificado por su nombre y su historia.

Vemos pues que hay bases para delimitar claramente lo que he denominado "Yo como agente" del "Yo como objeto", el cual, en condiciones normales, es parte de aquél.

En estos casos el "Yo como agente" va de la mano con el "Yo como experiencia" que es quien está presente, consciente del aqui y el ahora, y es testigo de la experiencia extracorpórea.



3 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

los lamas, lo llaman "Viaje Astral".

Lo leì en "El tercer ojo", de Lobsang Rampah.

Interesante.

un abrazo.

Carlos Ignacio dijo...

No sabia que lo llamaban asi los lamas.

Yo he oido esa expresión, viaje astral, en medios interesados en el mundo paranornal.

Es posible que ellos se basen en la forma que tienen los lamas de denominar a esta experiencia.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Я в поисковой системе Google вокруг, но не повезло еще . Те, с которыми я столкнулся до сих пор все нужно делать с МР3 , программного обеспечения , а что нет . Если у вас есть какие-либо в виду , пожалуйста, предоставьте ссылки на источники . Заранее большое спасибо ! .

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...