miércoles, 3 de marzo de 2010

No somos ni mejor ni peor que nadie


En el fondo lo importante está ahí y no lo podemos perder de vista. Todos somos parte del Universo. Todos formamos una Unidad. Solo la presencia de los extraterrestres nos dejarían esa impresión de manera muy viva y emocional, de lo contrario tenemos que hacer verdaderos esfuerzos para darnos cuenta de eso, de que todos somos uno.

No es fácil ponerse en el lugar del otro y ver las cosas desde su perspectiva.

Y con eso no quiero decir que el amor por nuestra tierra no sea bello, pero a veces es tanto que no podemos entender el amor que sienten los demás por la suya, nos cegamos y guerreamos por aspectos de nuestra identidad, que son importantes, pero más allá de la identidad está el espíritu, espíritu idéntico en todo ser humano.

No somos ni mejor ni peor que nadie.






8 comentarios:

Maripaz Brugos dijo...

Tienes razón. En realidad, en lo básico, todos somos igualitos...

Seres humanos, con todo lo bello y lo menos bello, que eso conlleva.

Teniendo muy clara, nuestra propia identidad de seres humanos,tendremos menos problemas, a la hora de respetar y comprendér, la de los demás.

Me gusta como escribes, profundo, claro, concíso...
Saludos

Carlos Ignacio dijo...

Gracias por tu valoración sobre la forma en que escribo, MaripazBrugos, en el contenido ya veo que estamos de acuerdo, pues que la cosa se extienda por esos mundos de Dios.

Saludos

Abuela Ciber dijo...

Cuan cierto lo que compartes, es tan sencillo de ver pero..... el hombre con su ambicion de....poder, hace trizas la unidad.

Cariños

osane dijo...

Yo pienso que todos merecemos respeto por nuestra forma de sentir.
No se debería intervenir en el sentir y la identidad de un pueblo.
Por desgracia eso es lo que ha ocurrido cíclicamente en lugares como mi tierra, después hay quien se extraña de que intentemos preservar celosamente nuestras costumbres e identidad.
Para pedir respeto primero hay que respetar a los demás.

Un beso

Sakkarah dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Ignacio dijo...

Los deseos de poder y las diferentes identidades, con toda su fuerza, nos pueden dejar desdibujada esa verdad que tú y yo compartimos, Abuela Ciber.

Cariños mutuos

Carlos Ignacio dijo...

Efectivamente, Osane, como se decia hace algunas décadas, o nos salvamos todos, o no se salva ni Dios.

Un beso

Carlos Ignacio dijo...

Sakkarah...sebemos ser muy cuidadosos con nuestra autoestima. Es tal vez de las cosas más valiosas que tenemos, si no la más.

Por eso, yo recomendaria ser receptivo a las cosas buenas que nos dicen y poner en cuarentena las malas hasta que pasen por una buena reflexión.

Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...