martes, 2 de marzo de 2010

Algunas veces...


Algunas veces caemos presas de oasis engañosos en esta vida.

Muchas veces estamos sedientos, hambrientos, cansados, y de repente aparecen sirenas que nos prometen el oro y el moro.

Pero en realidad no hay ni oro ni moro.

Carlos Ignacio




16 comentarios:

Meiguiña dijo...

... y la vida continua y nosotros en busca de ese oasis donde calmar nuestra sed o nuestras inquietudes.

Me ha encantado

Biquiños meigos

El Blog de Clau dijo...

Muy cierto :-(

LIBERTAD DE PALABRA dijo...

MUY BUENO Te felicito

Carlos Ignacio dijo...

Hola, Meiguiña, vayamos en busca de un oasis, pero no se un oasis engañoso, en realidad en vez de decir "Oasis engañosos" tenia que haber escrito, tal vez, espejismos.

Que encuentres muy prontito un oasis muy bonito.

Besos

Carlos Ignacio dijo...

Sí, Clau, :-(

Besos :-)

Carlos Ignacio dijo...

Gracias, LIBERTAD DE PALABRA

Da placer el leer que algo ha gustado.

Un saludo muy cordial

osane dijo...

Muy buena entrada. Los sirenos también existen.
Hay contadas personas que tienen lo que hay que tener y no se rajen a la hora de mojarse en el mar de sus palabras.
Un beso

Carlos Ignacio dijo...

Sí, Osane, encontrar un verdadero Oasis es un tesoro.

Besos

merce dijo...

...y sirenos...jajaja, si supongo que es como un dulce anhelo, una dulce esperanza, pero tambien es cierto que la experiencia te dice que el oasis está en ti, uno es un ser completo, no necesitas buscar sirenas, pero si compartir tu propio oasis.


Un abrazo Carlos Ignacio

Carlos Ignacio dijo...

Vaya lio que nos hemos montado con las sirenas, oasis y sirenos (un guiño para Osane)

Lo que no nos gusta, Merce, es equivocarnos.

Por lo demás sí es verdad que debemos encontar en nuestro interior la fuerza y el amor.

Un beso

Abuela Ciber dijo...

Es cierto.... somos humanos, y aún creemos en posibles quimeras.

Cariños

Antoniatenea dijo...

Pero...dejarse llevar por sirenas y ondinas de vez en cuando y creer en quimeras y aprovechar el oro y el moro en ese momento...está bien...nada es duradero..el oro y el moro en un oasis a veces da encanto a la vida ...no creo en futuros...ya sabes, Alzheimer...infartos...catástrofes físicas...crisis económicas...puede que lo de las sirenas sea lo único real.
Un abrazo!!

Sakkarah dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Carlos Ignacio dijo...

Sí, Abuela Ciber, tal vez no podamos evitar equivocarnos de vez en cuando...

Cariños mutuos

Carlos Ignacio dijo...

Jajaja, Antoniatenea "puede que las sirenas sean lo único real"

Bueno...pues vivamos el momento.

Un abrazo

Carlos Ignacio dijo...

Si escogemos algo es porque nos gusta, Sakkarah, de eso no hay duda, otra cosa es que nos salga rana...

Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...