miércoles, 3 de marzo de 2010

Poder



No sé qué tiene el poder que cuando uno llega a él se siente con necesidad de reforzarlo con signos de grandeza.

Por lo visto la tendencia es a ponerse uno una pirámide de nada para demostrar su propia divinidad.

Si nos dan cuerda, lo mismo nos montamos un Taj Mahal para que se vea que somos los putos amos.

Carlos Ignacio




10 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Una vez leí...."Si quieres conocer el carácter de un hombre ....dale poder"

Cariños

osane dijo...

Creo que nunca he llegado a tener verdadero poder, supongo que hay que servir para eso.
Un beso.

Sakkarah dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
nieve dijo...

Los que van en busca del poder necesitan que se sepa que lo poseen. Los que buscan la sabiduria y la serenidad del corazón necesitan el silencio.

Un beso

anamorgana dijo...

Creo que el poder corrompe. Yo nunca lo he tenido ni buscado , por eso digo que creo y no afirmo.
Saludos

Carlos Ignacio dijo...

No está mal, Abuela Ciber, es una tentación que tal vez a uno corrompa más que a otros.

Cariños mutuos

Carlos Ignacio dijo...

Sí, Osane, todos tenemos algo de poder, afortunadamente.

Tenemos el poder que tenemos, aunque solo sea el poder de controlar nuestra propia dieta.

Pero ya te entiendo, te refieres a poder político. Yo tampoco lo he tenido nunca, no muchos lo tienen, esa es la verdad.

Un beso

Carlos Ignacio dijo...

Es verdad, Sakkarah, el poder corrompe, porque da lugar a tentaciones en las que caen los mezquinos.

Un beso

Carlos Ignacio dijo...

Buena observación, Nieve, tomo nota...

Un beso

Carlos Ignacio dijo...

Es prudente tu comentario, anamorgana, lo que sí es cierto es que ofrece tentaciones, y tenemos pruebas de que hay sinvergüenzas que caen en ellas.

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...