miércoles, 24 de febrero de 2016

Determinismo e iluminación


Al "yo cuerpo"  se le va añadiendo en la infancia el "yo mente" (yo social) y los premios y castigos en el desempeño de las responsabilidades, adjudicados por la sociedad al yo cuerpo-mente, le dan a uno la sensación de libre albedrío y por lo tanto de culpabilidad cuando no se alcanzan ciertos estándares exigidos por el medio ambiente.

Por otra parte, tanto el "yo cuerpo" como el "yo mente" (auto-imagen) son buscadores de objetivos e intentan evitar o contrarrestar las amenazas para su supervivencia y desarrollo.

Muchos trastornos pueden derivarse del conflicto de necesidades entre el "yo cuerpo" y el "yo mente".

Hasta aquí el comportamiento humano podría concebirse como una máquina perfecta que sigue los designios de su supervivencia y de las leyes de causa-efecto.

Sin embargo, el despertar crearía una brecha en todo el determinismo propio de las leyes de causa-efecto.

El despertar es la comprensión de la importancia del "yo consciencia" y su posterior reforzamiento a través de dirigir la atención a la atención misma, lo que vendría a producir una especie de agujero negro en toda esa concatenación de causa-efecto propia de comportamiento del hombre dormido dominado casi completamente por su ego.

Con la renuncia a la defensa y expansión del ego ("yo mente"), tras una mayor "iluminación", disminuye el estrés y el yo cuerpo sale beneficiado. Esto no quiere decir que ya no se pueda producir una expansión social, sino que ésta ya no importaría demasiado.

6 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

¿Cómo sos cuando amas?
Me intriga la mente de un ser intelectual como sos vos

Rafael San Andrés Renedo dijo...

No pretendo ser intelectual, Mucha, sólo más consciente. Lo intelectual es un esfuerzo que casi siempre lleva al fracaso cuando se intenta señalar a lo puramente experiencial. Lo importante es la experiencia que se está viviendo, y en el amor lo mismo, se vive más cuando se está más ahí.


Anónimo dijo...

Me suscribo. Haber si "yo soy" durante un poco más de tiempo consciente.

Ánimos

__
Y0

Ana Mora dijo...

Estoy muy de acuerdo con este post y he de añadir que es a medida de hacernos mayores cuando el yo mente libera poco a poco al yo cuerpo y este empieza a sentir que todo lo establecido por la sociedad puede irse lejos da igual donde.

Rafael San Andrés Renedo dijo...

Bienvenido, anónimo, suerte con sus intenciones

Rafael San Andrés Renedo dijo...

Me alegra saber, Ana Mora, que está siguiendo usted un camino de liberación.

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...