martes, 8 de diciembre de 2015

Una definición metafórica del despertar espiritual



Despertar es estar perdido en el laberinto de la existencia (angustia básica) y renunciar a encontrar una salida a través de la mente, para volver a ser "aqui y ahora", aceptando el momento presente sin resistencias al dolor propio de la angustia básica.

Es un cambio de identidad: de la identidad egoica a la identidad del ser. El dolor, cuando no se convierte en odio ni da lugar a una identidad de víctima o de "ser raro", es fundamental en este proceso por ser el fuego purificador que lo facilita.

4 comentarios:

MuCha dijo...

Me encanta esta opinión tuya
El despertar del alma se logra sintiéndose Plena interiormente
Plenitud que mucho llaman felicidad
Una palabra
tan absurda y mal usada
ya que la felicidad es un momento del alma de la mente
Un abrazo grande doctor

Rafael San Andrés Renedo dijo...

Gracias por estas palabras tuyas hacia mi opinión; lo valoro especialmente por venir de ti, Mucha

Un abrazo grande

MuCha dijo...

Brindemos por la salud del alma y del cuerpo
Si logramos eso.
El resto será inmenso
Feliz Diciembre Dr.

Rafael San Andrés Renedo dijo...

Brindemos pues, Mucha

Chin Chin

¡Feliz Navidad!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...