martes, 1 de diciembre de 2015

La herida familiar

Los familiares son los que más nos pueden herir, porque dependemos de ellos para nuestra felicidad o bienestar; cuando percibimos que su comportamiento es de desprecio o rechazo, el dolor se actualiza de forma aguda y puede convertirse en rabia e incluso odio ocasional, lo cual nos ata de una manera aún más rígida al familiar correspondiente. La liberación proviene de aceptar y darle espacio al dolor sin resentimiento. La no-reacción erosiona el ego y nos libera.

4 comentarios:

EL AVE PEREGRINA dijo...

Tan solo dejo esta frase: "Los que no tienen hijos ignoran muchos placeres, pero también se evitan muchos dolores"

(Honoré de Balzac)

Un saludo cordial.

Rafael San Andrés Renedo dijo...

AVE PEREGRINA, te agradezco mucho esa frase que dejas de Balzac, tan acertada y traida a cuento.

Un abrazo

MuCha dijo...

Mi querido doctor
Estoy de acuerdo con usted
Me ha pasado en querer ser querida por mi hija
como yo quiero que me quiera
Al cambiar sin opinar y aceptar la situación todo es mas facil para mi
Y ahora estoy contenta
Cambiar la percepción es fundamental
Un abrazo inmenso y un beso para Usted
:)

Rafael San Andrés Renedo dijo...

Me alegro mucho de tu capacidad de adaptación, si eso estamos perdidos, Mucha

Un abrazo y un beso para esta magistral profesora de la expresión

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...