jueves, 3 de diciembre de 2015

Es más importante el caminante que el santo



El camino comienza con el discernimiento espiritual, el cual consiste en discriminar lo verdadero de lo efímero, o sea, ser consciente de ser consciente, es decir, de lo que permanece.

Darse cuenta de que todo lo que existe para la percepción está destinado a desaparecer. Saberlo intelectualmente no es suficiente, hay que recordarlo lo más posible, ponerlo en práctica con intensidad en la vida diaria.

La clave es re-descubrir e identificarse con quienes somos realmente, o sea, la consciencia abierta, el origen y contenedor de un mundo en perpetuo cambio.

El caminante debe estar al corriente de los grandes desafíos que irán presentándose a medida que vaya progresando.

Dante´s Prayer - Loreena McKennitt https://www.youtube.com/watch?v=K8_a0_e8I1g

2 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

El camino que camino depende mi estado de ánimo, al revés, al derecho,
aunque últimamente
estoy caminando para atrás en mi treadmill.
El caminar para atrás o Retro
se inició en China hace miles de años.
Mantiene el balance de la mente creando nuevas neuronas,
y trabaja partes del cerebro no descubiertas por otro tipo de ejercicios
Abrazo

Rafael San Andrés Renedo dijo...

Muy interesante lo del caminar hacia atrás de China, Mucha. Lo ejercitaré yo también.

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...