viernes, 3 de diciembre de 2010

¿ Para qué sirve la desesperación ?


Qué extraña paz nos inunda cuando, tras un examen de conciencia, nos damos cuenta de que, al fin y al cabo, somos nosotros mismos quienes nos equivocamos.

Que el dolor y sus derivados, como la rabia por ejemplo, procedieron de nuestros propios errores.

Es una paz preludio del aprendizaje; aprendizaje, preludio del cambio para seguir hacia adelante.

El "yo" no es algo estático, es un proceso. Cada dia que pasa es un dia nuevo y el "yo", cuando amanece, es un poco otro "yo".

Lo mismo le pasa a los grupos, sociedades y naciones. Nada es estático. Si hay una ley consistente en el Universo es la ley del cambio constante.

Pero, ay amigos, el cambio siempre es un desafio. Un desafio a un estilo de vida en el que nos refugiamos pretendiendo o creyendo que todo podrá seguir siempre igual.

El cambio amenaza nuestros vínculos, nuestra sensación de control e identidad. Cosas que tienen que ver con la propia supervivencia.

Llega un momento en que ese estilo de vida en el que nos refugiamos ya no nos proporciona la seguridad de antaño y, de una u otra forma, lo debemos modificar.

Para iniciar el cambio, la desesperación ayuda.

10 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Claramente, estoy de acuerdo.

Si no te desesperas, siempre es mas còmodo, el "malo conocido".

algo te debe urgir.

De lo contrario, no hay cambios.

un abrazo.

Carlos Ignacio dijo...

Lástima que vivas tan lejos de donde yo vivo, Gaucho Santillán.

Serias todo un lujo de amigo.

Espero que de una u otra forma sigamos en contacto.

Pocos tan fieles como tú, y sin ninguna necesidad. Tienes un blog de gran éxito.

Ya ves que yo soy algo irregular y no cuido como deberia a quienes muestran interés por mis cosas, y eso me duele.

Un abrazo

Antoniatenea dijo...

Si yo tuviera que hacer terapia psiquiátrica, creo que no me iría a ningún diván de ningún prestigioso terapeuta. Creo que me iría en canoa a dar una vuelta contigo (sí...en canoa, la tuya o la mía) ..ya que cada vez que leo tus ideas, parece que ilumines con una linterna mis neuronas más remotas.
Desde luego que lo que dices es verdad...cuando vemos nuestro error y lo que vino despues, si somos capaces de mirar nuestro error y aprender...duele..y no hay más remedio que la desesperación inicial para el cambio, y no hay cambio dulce..para nada..pero muchas veces merece la pena..todo es cambio.
Qué bien lo expresas, claro...preciso..potente!
Besos!! Este también lo cuelgo de mi facebook :))))

Carlos Ignacio dijo...

Te agradezco de veras tus palabras, Antoniatenea. Haces que me hinfle como un globo, pero no, nada como la humildad para seguir caminando, que si no me pasa como a Narciso ¡menuda putada! y eso que no sé exactamente lo que le ocurrió, pero debió ser algo malísimo.

Me siento muy honrado que alguien como tú aprecie mis aportaciones y las cuelgue en su facebook

Besos

stella dijo...

Sin duda algo debe surgir...

Me ha gustado muchisimo leerte, feliz año....
Un abrazo
Stella

Carlos Ignacio dijo...

Me alegro de que te haya gustado el escrito, stella.

Un placer verte de nuevo por aqui.

Feliz año y un abrazo

sedemiuqse dijo...

Nada hay que sea estático, no creo que pudiésemos ser los mismos, porque todo está en constante movimiento, si siempre fuésemos los mismos no habría evolución.... las mentes deben estar abiertas a nuevas ideas.

Mejor sin desesperos, no son necesarios porque todo tiene un ritmo.

la desesperación, je, solo sirve para desesperarnos.

Me ha gustado llegar aquí.

Besos y amor (sosegados)
je

Carlos Ignacio dijo...

Una delicia tu visita, sedemiuqse.

Tal vez tengas razón y lo mejor seria no desesperarnos nunca, pero sin ese ingrediente...a lo mejor no movemos el culo ;-), como dice Gaucho a su manera.

Besos y amor salvajes, jajaja, no me lo tomes a mal.

Sharvelt dijo...

La desesperación es el espejo donde observamos lo importante, lo que no hemos hecho, lo que queremos lograr y no alcanzamos... La desesperación es la clara muestra de que aún nos apasionan algunas cosas

Carlos Ignacio dijo...

"La desesperación es la clara muestra de que aún nos apasionan algunas cosas"

Qué gran verdad, Sharvelt

Es por ello que nos sentimos muy felices si se nos presenta la oportunidad de retomar un nuevo estilo de vida más acorde con nuestros deseos.

Un cordial saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...