lunes, 9 de agosto de 2010

La imaginación, un arma de doble filo


Está comprobado que la imaginación ejerce unos efectos similares a la realidad.

Una separación imaginaria es capaz de producir un duelo como el que se produciria en una separación real.

Imaginar que se está enfermo es una enfermedad en toda regla.

Imaginar que uno está amenazado por peligros sin cuento, crea una ansiedad enorme.

Pero ay amigos ¿y si utilizamos nuestra imaginación para lo bueno?

Pues hoy me apetece imaginar que estoy entre amigos, sí, sentado con todos ustedes en una sala, donde la confianza y el buen humor reinan en el ambiente.

Y asi, aunque esté sólo en la realidad, puedo sentir su calor, su apoyo y comprensión. Su cariño y respeto.

Les invito a todos ustedes a que se acerquen, pasen, pasen, siéntense, les ofrezco justo lo mismo.

Imagínenlo con todas sus fuerzas.

Siéntanse queridos, respetados y admirados. Al fin y al cabo, la vida de cada uno de ustedes es digna de una buena novela. No lo duden.

¿Defectos? claro que sí, yo el primero, pero qué me dicen de todos los atributos que les adornan. Todas esas cualidades que les han servido para sobrevivir. Todas esas cosas que les han hecho imprescindibles en los grupos en los que participan.

Dejemos que nuestra imaginación nos sirva para estar más sanos, no más enfermos, que ya está bien.

Que hoy nuestra imaginación nos haga más felices a todos ¿lo intentamos?

11 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Mi vida, Carlos, ha estado signada por las màs terribles tragedias, y las màs duras derrotas que puedas imaginar.

Eso sì, la mayorìa...nunca ocurriò!!


Un abrazo.

stella dijo...

me parece carlos Ignacio que pensar solo en positivo nos produce momentos enyupendos y aleja lo nehativo, me uno a ti en este intento de alejar de nssotros la negatividad
Leerte ha sido estupendo
Un abrazo
Stella

Carlos Ignacio dijo...

Un placer encontrate en este momento, Gaucho, y aprovecho para agradecerte con el alma todas tus visitas.

Un fuerte abrazo

P.D. Ha estado muy bueno...nunca ocurrió!jaja me alegro un montón

Carlos Ignacio dijo...

Un placer tu visita, Stella, me alegro de que te haya gustado el mensaje y que te unas a él.

Un abrazo

Córdoba dijo...

No hace falta imaginación para tu propuesta, amigo. Ya estamos juntos de muchas maneras. Un saludo.

Carlos Ignacio dijo...

Seguro que sí Códoba, un verdadero placer tu visita.

Un saludo muy cordial

CORAZÓN VERDE dijo...

Yo creo Carlo que la imaginación es un hermoso don que debemos saber utilizar, sabes a veces aún cuando una persona esta en la situación más terrible puede volar por encima de todo eso y escapar a un lugar maravilloso, acepto tu invitación ¿hay cacao fresquito? me encanta, espero que si, pero de todas formas acepto, un abrazo

Carlos Ignacio dijo...

Claro que sí, Corazón Verde, siempre tendremos a mano ese poderoso intrumento, bien utilizado ¡la imaginación!

Un cacao fresquito ¡marchando!

Patricia 333 dijo...

Que hoy nuestra imaginación nos haga más felices a todos ¿lo intentamos?

Siii Carños lo INTENTAMOS uffff que
no me olvido de ti pero no he venido a visitarte en un buen tiempo por muchas razones pero ya estoy aqui y
estoy intentando ser feliz :)

Un abrazo fuerte fuerte desde mi blogg333

Carlos Ignacio dijo...

Qué alegria verte de nuevo por aqui, Patricia.

Un saludo muy cordial

Anónimo dijo...

Qué haría yo sin mi poderosa "Imaginación". ???
Os respondo, NADA.
Es mi fiel compañera, ella me hace sentir tantas cosas bellas, que el día que no logre "Imaginar", una parte de mí yacerá irremediablemente.
Nunca he utilizado la imaginación en sentido negativo, igual es que cómo algunos creen, soy una "Brujita" ... eso sí, de las buenas.
Gracias "Caballero" por tus escritos, por poner tú imaginación en funcionamiento para todos los que te leemos.
Te imagino constantemente, y cada vez que lo hago se despierta en mí una agradable sensación tierna, cariñosa y cómo no .... una amplia sonrisa.

Gracias por ser como eres conmigo.


Sra. de West.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...