viernes, 30 de julio de 2010

La enfermedad


No tengo los ánimos muy allá, pero esto me ayuda. El escribir unas sencillas palabras para que las lean unos cuantos me basta para sentirme mejor.

El problema es tener la sensación de que no se tiene nada que decir. Esto es un error, amigos, siempre hay algo que decir. Como dijo alguien, si no hablamos nosotros lo harán las piedras por nosotros.

A veces me pregunto si las piedras a las que se hizo alusión no serian el propio cuerpo. Sí, el cuerpo que reacciona a lo que no decimos. El cuerpo hablando por nosotros. Este seria el germen de todas las enfermedades psicosomáticas.

Decia el psicoanalista Angel Garma, que un niño con asma infantil seria un niño con el llanto sofocado, o que la úlcera duodenal, por ejemplo, seria el mordisco de la madre.

¿Cómo? ¿que no han entendido? Es igual, el caso es que hablar no puede ser malo, y si se lo proponen, verán que todos tienen algo que decir.

3 comentarios:

Antoniatenea dijo...

Cada día me gusta más leerte. Yo soy como tú...siempre tengo cosas que decir, y creo como tú que si escribo algo para alguien yo me siento mejor..es la magia de la comunicación .
Siempre se escribe para que te lean, a medida que te leo tengo una imagen de ti...ni idea de si es la verdadera..:))
Besos!!

Alma Inquieta dijo...

Sí Carlos,

si nos proponemos siempre tenemos algo que decir... aunque sea de nuestros sentimientos...

Un beso y que tengas un excelente fin de semana.

El Gaucho Santillán dijo...

Yo tengo algo que decir, todo el tiempo.

Pero no sè que es. Ni logro comprenderlo.

Pero sè que està ahì.

Entonces, escribo. Ya saldrà.

Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...