domingo, 23 de mayo de 2010

¿Ya está todo dicho?




Probablemente sí.

No obstante, siempre nos queda el minuto presente. Nuestra vivencia segundo a segundo. Hay momentos de gloria. Presentes inolvidables donde captamos la belleza.

¿ Quién no recuerda haber visto un arco iris doble ? ¿ una puesta de sol capaz de dejarnos en babia ? ¿ una mujer de infarto que se cruza en nuestro camino ? ¿ una luna llena velando nuestro primer sueño de amor ?

La vida, para mi y para muchos, seguramente es una mierdecilla, pero bien merece la pena vivirla por unos instantes de plenitud.

Eso es todo amigos, ahora me explico por qué no nos queremos morir ni aunque tengamos 100 años. A esa edad también se puede contemplar todo el esplendor de la vida.

Mientras que haya unos ojos y un corazón capaz de captar la belleza... es suficiente.

4 comentarios:

Felix Casanova dijo...

Carlos Ignacio...

Parece que en esta ocasión hemos tratado el mismo tema, y es que en el fondo somos unos románticos. Por cierto, he regresado, gracias por tus palabras de aliento.

Un fuerte abrazo amigo

osane dijo...

La vida es algo muy grande aunque no siempre nos sintamos plenamente felices.
Todos atravesamos por malos momentos, aunque en ocasiones son recuperables.
Si hay la mínima oportunidad de enderezar el barco no se debe perder.
Un beso.

Alma Inquieta dijo...

Hola Carlos!

Claro que sí!
La vida merece la pena vivirla por unos instantes de plenitud...

Me encantó lo que escribiste.

Un beso y buena semana.

Antoniatenea dijo...

Sí...hay momentos de gloria.Cuando a veces alucinamos por algo bello..es una lucecita de felicidad la que ha alumbrado desde dentro hacia afuera...¿¿no ves que la misma belleza a veces nos parece gris?? Labelleza está en nuestro ojo dependiendo del momento por el que estemos atravesando.
MusuaK!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...