lunes, 5 de abril de 2010

Las mentiras



Pues si el que miente es un mentiroso, amigos, tengo malas noticias para Ustedes.

¡ Todos somos mentirosos !

No hay forma humana de decir siempre la verdad. Eso es imposible. Ni aunque nos lo propusiéramos con todas nuestras fuerzas, la proporción de mentiras seria alarmante para nuestras autoexigencias éticas.

De manera inconsciente y debido a mecanismos defensivos, decimos mentiras, aun sin saberlo.

Otras veces nos creemos nuestras propias mentiras o errores.

La mente humana es contradictoria, por mucha lógica que queramos echarle.

Mandan los deseos, ilusiones, traumas, expectativas etc y todo ello nos lleva a un discurso coherente con todas esas cosas, más bien irracionales que guardamos en nuestro interior más profundo.

La lógica argumental, la razón, nuestras verdades, todo ello obedece a un mundo más oscuro, donde se sustentan nuestras necesidades de mantener una buena autoestima, intereses, deseos y sueños en general.

Y esto se aplica a todos, amigos, a los unos y a los otros. Todos "pecamos" de lo mismo, lo creamos o no.

En definitiva,

Todos somos "mentirosos"

21 comentarios:

Duna dijo...

Carlos, una cosa es que no nos demos cuenta, por desinformación, o porque nos lo creemos nosotros mismos; y otra muy diferente , que mintamos sabiendo que lo que decimos no es cierto.
Pero tienes razón, es imposible que no exista la mentira.

Besos amigo

CORAZÓN VERDE dijo...

Exactamente así es, existe la mentira variada y por diversos motivos pero al fin y al cabo la mentira

Ex-compi dijo...

Si, es verdad, mentimos, mentimos de forma consciente e inconsciente. Pero hay mentirosos compulsivos, aquellos que mienten porque sí, porque necesitan en ese momento mentir, conseguir algo, creo que lo puse en algún lugar, no quiero mentir, pero me dejo marcada una frase de Punset, la palabra es usa para engañar al otro, oye, que sí, somos mentirosos, aunque uno mas que otros.

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Carlos como te gusta la
polemica, mira que temas haz
traido es verdad no existe
nadie de seguro que no mienta,
los menos como yo digo, mentiritas
blancas, o piadosas para que alguien no sufra,pero mentira al
fin,buen tema amigo.
Cariños que te encuentres muy bien.

Carlos Ignacio dijo...

Esa es una distinción importante, Duna.

La mentira puede llegar a ser algo muy ofensivo y dependiendo de situaciones en particular, hasta delictivo.

Dejando intacto todo el escrito, por supuesto que hay gente que respeta y otra que viola los derechos de los demás.

Besos

Carlos Ignacio dijo...

Eso es Corazón Verde.

A veces los motivos de ellas crean una diferencia substancial.

Un beso

Carlos Ignacio dijo...

Unos más que otros, Ex-compi, y unos con más malicia que otros.

Un saludo muy cordial

Carlos Ignacio dijo...

Gracias, Gladys, estoy bien, y espero que todos los que nos reunimos en este rinconcito, y en los vuestros, también lo estén.

Aunque es dificil estar completamente bien y feliz cuando nos llegan las oleadas de otros sufrimientos por el mundo...

Cariños para ti también

osane dijo...

Lo que es verdad es verdad y esto no es una mentira XDDDDDD

Totalmente de acuerdo. Un beso.

Carlos Ignacio dijo...

Me alegro de verte más animada, Osane.

Efectivamente, lo que es verdad, no es mentira.

Decimos también verdades, eso es cierto.

Un beso

Mariana dijo...

Eres valiente Carlos dices una cruel verdad...
Me gustó el texto, es humano.
Cariños

Persis dijo...

Yo prefiero decir la verdad aunque duela. Mis mentiras tienen forma de cuentos o de poesías, esa es la manera que tengo de descargar esa inclinación a lo irreal. (eso creo... ¿me estaré engañando? ¿me crecerá la nariz...? Debo seguir pensando)
Saludos!!!!

Antoniatenea dijo...

Carlos: Una exposición magnífica. Hay un filósofo coherente dentro de ti.
Yo miento pero no me miento. Acostumbro a saber dónde está lo que debo hacer y dónde lo que me apetece hacer y entre ambas partes hacemos pactos. La mentira es necesaria para sobrevivir en esta sociedad, la mentira no es necesaria nunca con nosotroas mismos, ni sana
Cuanto más conozcas tus instintos...tu sistema límbico, tu cerebro atávico y antigüo...mejor te llevarás con tus propias contradicciones.
No sé si me se explicar pero como todo...haría falta una larguísima charla.
Petons!!

Carlos Ignacio dijo...

Gracias por tu comentario, Mariana

Cariños mutuos

Carlos Ignacio dijo...

Jajaja, Persis, yo me la tocaria de vez en cuando (es broma)

Un saludo muy cordial

Carlos Ignacio dijo...

Tienes razón, Antoniatenea, estas cosas requieren tardes de exposición y discusión.

Yo lo que procuro es dejar algunas pinceladas que nos puedan servir de reflexión.

Me gusta pensar, y saber. Es un vicio. Es lo que alguna psicoanalista famosa llamaba, instinto epistemológico, creo. Instinto que muchos compartimos, como tú.

Petons, besos, eta musuak (esto significa: "Y besos")

Ya ves, para decir "y", el vascuente se parece más al latín que el castellano.

Antoniatenea dijo...

Musuaks!!

FRANCISCO PARDÓ dijo...

La mentira es esa extensión inconciente y conciente de nuestro ser. Un abrazo

Carlos Ignacio dijo...

Antoniatenea...me ha hecho gracia tu expresión, porque a primera vista he creido leer "muaks", el típico beso chatero (de cuando entraba, que ya ni me acuerdo).

La K es la ese del plural en castellano, o sea que el beso es "musua", y los besos, o besos "musuak"

Petonas, o sea, musu aundi bat

Carlos Ignacio dijo...

Buena sentencia, Francisco

Un saludo muy cordial

Antoniatenea dijo...

Oh Carlos, ya me sonaba a mi como onomatopeya eso de "musuaks"...mira que es rarito el vasco...!!!pero le tengo cariño,para mí el pais vasco siempre ha sido un lugar muy mágico, muy de Europa ( heido a Donostia muchas veces)..con una naturaleza tan bellísma y con un mar tan bravo...y con unas tapas tan geniales y todo...todo me encanta..y el idioma también me parece como inventado, loco... ..no se parece a nada..está lleno de "Z" y de "k" ...
Pues bueno: MUSUAK!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...