martes, 6 de abril de 2010

Trabajo inútil


No sé qué contarles hoy, la verdad, estoy un poco espesillo ¿no han notado Ustedes que unos días están más espesillos que otros?

Yo sigo en mis trece en que la vida es ya de por sí muy difícil, para que la pongamos todavía más difícil nosotros mismos.

Muchas alabanzas se hacen a la capacidad de trabajo, pero....¿no se han parado Ustedes a pensar la cantidad de trabajo inútil que ha llevado a cabo la Humanidad a cuenta de guerras ridículas, de religión, por ejemplo? (bueno, en realidad no estoy seguro de que ninguna guerra hubiera estado justificada en absoluto)

¿Y lo que hacen trabajar inútilmente los capullos? ¿los que ponen denuncias por ejemplo a troche y moche sin base justa más que su locura?

No se me ocurren ahora muchos más ejemplos pero párense Ustedes a pensar las veces que han trabajado inútilmente a cuenta de gente estúpida.

En fin, ya les digo, que estoy espesillo y de momento no se me ocurre nada más.

Buenas tardes.




10 comentarios:

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Hola amigo Carlos Ignacio,siempre hay días espesillos,pero no hay
que acerles mucho caso,lo bueno
es saber destinguirlos,y tu lo haz hecho muy bien,bueno siempre hay
trabajos muy inutiles pero a mi no
me gusta hablar de cosas tristes
me confeccioné el blog justo para
evadirme de las cosas,treiste he
inútiles,de la vida real,solo
quiero difrutar mi mundo virtual,
y vivir solo el sentir del
pensamiento,pero tu pones cada
tema que es imposible evadirlo.
Chao querido amigo solo disfruta
el momento.Cariños cuidate.

Sakkarah dijo...

Estoy de acuerdo en que si se trabaja, tiene que ser al menos con algún provecho.

Y no, las guerras no tienen justificación.

Nuestro sino es trabajar, pero nunca se debería dejar de lado el ocio como algo muy importante también.

De todas formas, no es lo mismo trabajar en lo que a uno le gusta, que en lo que no le queda otro remedio que hacer...

Tienes un premio en mi blog.

Un saludo.

Duna dijo...

El trabajo sin una recompensa, ya sea económica, emocional, o de cualquier tipo, es absurdo. Perder el tiempo , ¡con lo poco que tenemos, es estúpido!.
Pero cuando hablamos de guerras , y actos donde además de no ser un "buen trabajo", se hace sufrir al prójimo...ahí ya mandaría a estos funestos trabajadores, a dejar de trabajar.

No estás espesillo. Lo que dices tiene mucha coherencia.

Un beso

Carlos Ignacio dijo...

Gladys, gracias por tu comentario. Tengo que decir que tú eres de esas personas buenas y generosas que nos obsequias en tu foro con tu mundo emocional. Date por premiada.

Cariños

Carlos Ignacio dijo...

Gracias por haberte acordado de mi, Sakkarah.

Enhorabuena por tu blog. Te mereciste el premio.

Un saludo muy afectuoso y agradecido

Carlos Ignacio dijo...

Te digo lo mismo que a Gladys, Duna.

Date por premiada, ya que tu blog, a parte de exitoso, está repleto de sentimientos.

Gracias por tu comentario

Un beso

osane dijo...

Pienso que cuando no tenemos problemas nos los buscamos. Cuando trabajamos nos quejamos y cuando nos aburrimo también.
En realidad todo forma parte del mismo juego, un juego cruel muchas veces.
Un beso

Carlos Ignacio dijo...

No es mala observación la que haces, Osane.

Mucho de lo que hacemos es puro juego, y parece ser que cualquier tipo de juego es bueno antes que aburrirse.

Si hace falta una guerra, marchando una de guerritas.

Un beso

Persis dijo...

¡Hay tantas cosas tontas además de la guerra! Y son casi todas las cosas que generan conflictos: criticar, mentir, coartar la libertad, presumir... Pero es parte de la imperfección humana.
Un saludo cordial!!

Carlos Ignacio dijo...

No te falta razón, Persis

Un saludo muy cordial

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...