lunes, 1 de octubre de 2012

¿ Qué nos hace falta para morir en paz ?

                 Desnudo del pintor Ignacio Diaz Olano
                                    
Recuerdo que cuando ganó Arantxa Sanchez Vicario su primer Roland Garrós su padre comentó que ya podría morir tranquilo.

Hace unos dias, viendo por canal historia la biografía de Thomas Jefferson me enteré que los dias antes de morir, estaba preguntando constantemente si era ya el 4 de julio, que es cuando se declaraba oficialmente la independencia de EEUU, pues bien, cuando llegó el día y asi se lo comunicaron murió inmediatamente; como que parecia que no se permitia morir tranquilo sin esa alegria.

Una vez le escuché a un amigo que tenía muchas ganas de echar un buen polvo, de esos que ya después te podias morir en paz.

Y asi, entre ustedes y yo, podriamos poner innumerables ejemplos, para qué seguir.

Pues bien, digo yo que sería mejor disfrutar de la vida sin condiciones, sin tener que esperar ningun gran premio o satisfacción pospuesta para vete a saber cuándo.

Por que si no la vida se convierte en motivo de sufrimiento por la ansiedad de la espera de esa tremenda alegria que imaginamos para un futuro incierto.

Seamos felices ya, con lo que tenemos o no tenemos; y ahora mismo nos relajamos, sentimos el calor de todo nuestro cuerpo y abrimos los sentidos a lo que en este mismo momento está aconteciendo. Nos instalamos en la quietud de nuestro interior y abrazamos todo el Universo con nuestro espacioso e infinito yo.

Pero vamos, que si nos llama ahora mismo alguna persona querida tampoco nos vamos a quejar...

Pero...¿y si le hacemos ahora una llamada a alguien a quien de esa manera le vamos a hacer feliz?


Feliz semana

2 comentarios:

Antoniatenea dijo...

QUÉ BONITO REGRESAR A TU oRILLA.!!..Pues qué te crees que hago yo...disfrutar de todos los frutos dulces y salados que tengo a mi abasto...disfrutas así de una vida llena de encanto que no quiere decir sólo placer o bienestar para mí misma sino también para los otros..lo que muchas veces te da indirectamente felicidad a ti misma...Mira, ahora mismo estoy oyendoGnossienn de Satie..y es hummmmmm...qué fácil es a veces sentirse feliz...No, no aspiro a grandes eventos o hazañas ni a dejar grandes obras...es igual que para la historia no sea más o menos mediocre....me gusta sentirme bien y viva a tope. Acabo de dejar un trabajo para asumir otro con más riesgo de permanencia y eso ya me da subidón...y esa es la gracia de la vida...intentar elegir tus pasos y ser en la medida que puedes ..libre.
Un besazo Carlos! Siempre brillante en tus escritos.

Rafael San Andrés Renedo dijo...

¡Qué vitalidad! entras siempre como un vendaval, alegrando este humilde rinconcito dedicado al pensamiento y a las artes para liberarnos de pensamiento...

Felicidades por el nuevo trabajo; el cual veo que, por alguna razón, te va a hacer más feliz; aunque tú la felicidad te la llevas contigo a todas partes.

Asi que cuando te decides a coger tu canoa y te acercas a esta isla, no sólo tú eres feliz sino que me lo haces a mi.

Un besazo completamente correspondido, Antonia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...