martes, 24 de julio de 2012

Concurso de paellas en Aixerrota (Getxo)

Estaba yo en mitad de la fiesta que se organiza después de un concurso de paellas escuchando la música; un conjunto de la tierra tocando y cantando canciones muy alegres. La gente bailaba muy animada y el ambiente te contagiaba de una frescura que se agradece; sobre todo en estos tiempos de caos y oscuridad...

El caso es que este famoso concurso de paellas se celebra justo en las campas pegando al cementerio. Todos los años se lleva a cabo en el mismo sitio por la fiesta de Santiago (este año Santiago que es mañana no es fiesta, por eso se celebraron el domingo pasado).

Pues bien, yo estaba situado en un montículo presenciando toda la fiesta, viendo cadenetas, bailes, la gente animada, cantando todos parecian felices y me sentía como contagiado de la alegria que se respiraba por doquier.

En un momento dado, eché un vistazo por encima de la muralla del cementerio, y me fijé en algunas tumbas (de esas elegantes y pomposas, no me viene ahora a la cabeza el nombre...).
Y en ese instante me hice muy consciente de que me llegará a mi también el momento de morir.

No me sentí mal, la verdad. Me limité a agradecer la oportunidad de vivir ese momento lleno de vida.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...