lunes, 17 de enero de 2011

El Poder de la Crucifixión


El Imperio Romano sabia cómo aterrorizar al pueblo para imponer su poder.

La Crucifixión.

Probablemente la muerte más cruel ideada por el hombre para sembrar el terror y ganar la sumisión de todo disidente, rebelde o resistente.

La idea de quedarse inmovilizado era terrible para los hombres de aquella época; esto amén del dolor producido por la misma crucifixión y la agonía con una asfixia capaz de obligarle al crucificado a sufrir aún mayor dolor al intentar cambiar éste su postura para aliviar dicha asfixia.

Y esta situación podría ser un proceso de días y hasta de una semana de duración.

Y no hemos mencionado la humillación de hallarse expuesto ante la gente, inmovilizado, torturado y presa de la curiosidad por no decir el morbo de los espectadores.

Es difícil imaginarse el padecimiento de tan cruel castigo.

¿Quién tendría las agallas de sublevarse ante la posibilidad ser crucificado?

¿Quién podría derribar al Imperio Romano con esa terrible arma de disuasión? ¿con ese poder de aterrorizar con su cruz?

Pues bien amigos, ni bárbaros ni nada (que sí, que hicieron lo suyo), sino los cristianos que empuñaron una cruz, desafiaron al terror y se la arrojaron a la cara.

¡ Cristo es más poderoso que todo vuestro terror ! ¡La cruz que utilizasteis para someternos os la arrojaremos a la cara y será vuestra derrota ! ¡ El símbolo de vuestro poder será el símbolo de nuestra victoria !

Y así el bien se impuso una vez más sobre el mal. Dios le venció una vez más a Satanás.


8 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Es que no existe "El Mal".

"El Mal", no es otra cosa que la "Falta de Bien".

Asì como la oscuridad, es la falta de luz.

Ni siquiera es una pelea.

Un abrazo.

Carlos Ignacio dijo...

Como siempre, muy interesdante tu comentario, Gaucho Santillán.

Es de esperar que con el tiempo nuestra sociedad, la sociedad de los seres humanos, esté más y más iluminada.

Como se dice en la Kábala "no hay que luchar contra la oscuridad, hay que encender la luz".

Un afectuoso saludo

Gladys dijo...

Hola querido amigo, que bello escrito que bien expresas la crusificación de cristo, muy buen relato te quedo perfecto como todo lo que escribes.
Un gran abrazo con todo mi cariño, que tengas una linda semana.

Amizade dijo...

Querido amigo,

Nos complace invitarte a celebrar con nosotros el aniversario de nuestro blog.

La fiesta se celebra en nuestro Faro.

Contamos con tu presencia.

Un fuerte abrazo

Argos, Tétis y Poseidón

PS: Como prueba de cariño, apoyo y amistad que siempre hemos recibido, nos gustaría que aceptes y te lleves a tu blog, el sello del segundo aniversario de nuestro “Um Farol chamado Amizade".

Manuel Adlert dijo...

Bueno, eso fue en el germen del cristianismo. Pero más tarde los cristianos no dudaron en utilizar la tortura y la hoguera para aterrorizar a los herejes. Siempre pasa lo mismo ... la revolución francesa surgió para convatir los privilegios de la nobleza, pero acabó en la guillotina y en el imperialismo napoleónico. Y la revolución bolchevique acabó en el genocidio estanilista. Esque ... no tenemos remedio ....

Carlos Ignacio dijo...

Gladys...feliz por tu valoración.

Un abrazo con igual cariño

Carlos Ignacio dijo...

Gracias por vuestra amable invitación, Amizade

Encantado de compartir con vosotros una fiesta

Carlos Ignacio dijo...

Manuel Adlert, me temo que tienes más razón que un santo...

Un cordial saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...