sábado, 12 de junio de 2010

¡Qué tiempos aquellos!


La familia reunida enfrente del televisor, con algo para picar, y todo listo para anotar las puntuaciones que cada uno le quisiera poner a cada canción participante en el festival de Eurovisión.

Un año me gustó especialmente la canción ganadora, y como su inglés no era especialmente difícil de entender, cogí mi guitarra y me puse a ensayarla y le pedí a mi hija que la cantara conmigo.

El otro día me lo recordó y me emocionó tanto, que no puedo evitar compartir con todos ustedes esta simple anécdota.

Carlos Ignacio





4 comentarios:

Mery Larrinua dijo...

Aquellos tiempos...como se añoran....!
un beso

Felix Casanova dijo...

Carlos Ignacio...

También me he emocionado yo querido amigo. Estas vivencias siempre quedan en nuestro recuerdo. Muy bonita canción, y si la cantas con tu hijo ¿que más se puede pedir?...

Un fuerte abrazo

NV BALLESTEROS dijo...

Me llenas de recuerdod, olvidados...Suspiro por el ayer...


Besos

osane dijo...

YO era una fiel seguidora de Eurovisión. Es algo que me transporta a mi infancia, con los mismos recuerdos que describes.
Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...