lunes, 19 de abril de 2010

Ermitaño



Tengo vocación de ermitaño...

Porque hay que tener moral para escribirle todos los días a Nadie.

Nadie es alguien muy importante en mi imaginación. Es como ese amiguito imaginario con el que jugábamos en nuestra infancia.

Puedo enamorarme de Nadie, y a este paso es lo que me va a pasar...

Sin embargo me preocupa la idea de que ese Nadie sea yo mismo, y corra el mismo desafortunado destino que Narciso.

Bueno, pues dado que solo hay una diferencia muy sutil entre la soberbia buena y la mala, pido a Dios ahora mismo que la mía no sea de la mala, porque hay que ver la manera en que son castigados los soberbios...echen si no un vistazo al infierno de Dante, o la suerte que corrió el hermoso ángel caído.

Yo más bien creo que lo mio es cuestión de que necesito en ocasiones estar conmigo mismo para aclarar un poco mis ideas y mejorar mi capacidad de concentración.

En realidad recuerdo con mucho cariño a todas esas personas que han pasado por mi vida y les echo mucho de menos...

Hay que ver el rollo que estoy metiendo para decir un hola a Nadie y darle las buenas noches.




11 comentarios:

Liliana Lucki dijo...

Me parece que nadie,somos todos.

Por lo menos los seguidores.

Yo soy Liliana, te saludo desde Argentina.

Sigue escribiendo !!!

Carlos Ignacio dijo...

Hola, Liliana, precioso nombre.

Encantado de que te sientas parte de ese Todo-Nadie.

Entrar en tu blog es una borrachera de arte de primerísima categoria.

Gracias !

Olaf dijo...

Generalmente no nos damos cuenta, y creo que nunca sabremos la magnitud en la que impacta lo que hacemos por el mundo.

Algunos te leemos y aunque a veces no comentemos, de alguna u otra manera influye en nuestras vidas, puede ser insignificante, pero algo de significante tiene.

Mª Pilar dijo...

Hola soy Nadie, ya ves, lo pongo con mayúsculas para que veas que los Nadies somos muy importante, pues venimos a leerte casi todos los días, aunque haya algunos que, debido a las prisas, no tengamos tiempo de manifestarnos.
Pero aquí estamos jaja.

Un saludo

Pilar

osane dijo...

Siempre estamos con alguien que no es precisamente nadie, somos nosotros mismos. Los demás, los que forman el medio ambiente van y vienen, pero no están durante toda nuestra vida.
Supongo que todos reflexionamos y nos hacemos preguntas a nosotros mismos y a veces nos preguntamos el por qué nos pasa esto o aquello.
Bueno veo que además de la coronita también tienes el vals de la Cenicienta. Muy bien!!
Musu bat

NV BALLESTEROS dijo...

Yo que soy nadie sin rostro, te digo que estoy de este lado del charco... Que te acompaño en este camino, desde aquí te doy los buenos días para ti....Nina

Besos

Carlos Ignacio dijo...

Olaf...Mº Pilar...Osane...Nina...

Os quiero queridos nadies.

Patricia 333 dijo...

Carlos yo soy otra Nadie que te agradese todo lo que escribes , me
ayuda mucho entrar a tu blogg

Un arazo

Carlos Ignacio dijo...

No sabes cómo me alegran tus visitas, Patricia.

Encantado de servir para algo.

Besos

maricruz dijo...

yo soy alguien que te admira.

Sigue deseando las buenas noches...siempre habra alguien.

Gracias

Carlos Ignacio dijo...

Gracias por tus palabras, Mari Cruz

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...