jueves, 18 de marzo de 2010

Qué hemos hecho para merecer esto



Parece ser que gran parte de la existencia de nuestra especie se ha orientado de una manera más bien inconsciente, como lo hacen más o menos hoy en día los grandes primates.

Muchas veces me he preguntado sobre el origen de nuestra consciencia, y no es fácil establecer fechas.

Nos vemos tentados siempre a echar mano de mitos, como el mito de la expulsión del Paraíso, para establecer el momento de su nacimiento.

Tal vez la consecuencia del "pecado" fue el nacimiento del tipo de consciencia que tenemos ahora.

Antes de la expulsión, vida feliz inconsciente, con ignorancia de la propia muerte. No había conflictos internos, ya que nos orientaban los instintos. Vivíamos de acuerdo con las leyes de la Naturaleza. ¿En qué consistió el pecado?

Este seria un buen tema de discusión.

Qué hemos hecho para merecer esto. Sentimientos de culpabilidad...vergüenza...inseguridad...

No es lógico vivir tan tensionados, y con tanto miedo, para dos putos días que vamos a vivir

¡A mi que me devuelvan al Paraíso!

Carlos Ignacio




8 comentarios:

FRANCISCO PARDÓ dijo...

Me encantó la ultima parte, y hay que estar en el paraíso mi amigo, quien más que vos lo mereces por ser una persona que deja ver su alma reflejada en sus letras. Es verdad, la existencia humana, la vida que llevamos es confusa, la naturaleza ha hecho mucho Carlos, mucho por nosotros y nosotros no hemos hecho por ella, nuestro existir es un diamante en bruto que cada uno habrá de pulir. Comparto contigo en que vivimos poco pero hay que "Vivir", Un abrazo amigo.

osane dijo...

Siempre me sorprenden tus reflexiones.
La cuestión es con quien volverías al paraíso
¿Con Lilith o con Eva?

Da igual al final del paraíso siempre se encuentra a un ángel de espada flameante que nos corta las alas o nos parte el corazón.
Musu bat

Duna dijo...

Me ha encantado esta entrada por espontánea y sincera.
Carlos, para dos putos días que vivimor (como dices muy bien tú), los empleamos en cosas que no tienen mucho sentido.

Un beso amigo.

CORAZÓN VERDE dijo...

Llevas toda la razón Carlos pero las cosas son comos son.
He leído algo en mi blog en una entrada que has escrito y que no puedo acceder a ella espero que no sea cierto que te despides por que somos muchos los que leemos tus escritos ¿te puedo pedir algo?
No se si puedo pero lo voy a hacer, por favor sigue escribiendo vale

Carlos Ignacio dijo...

"Nuestro existir es un diamante en bruto que cada uno habrá de pulir..."

Precioso, Francisco, y en esa dirección debe ir la vida. Todo lo demás es cosa superflua.

Un saludo muy cordial

Carlos Ignacio dijo...

Jajaja muy buena tu pregunta, Osane. Me quedaria con un híbrido de ambas. Con una tercera que reunise las cualidades buenas de las dos.

Este corazón...a veces da tantos sinsabores...lo que pasa que de vez en cuando se pone como loco de contento, o lo espera (con razón, porque todo puede pasar), y de esa manera no hay forma de apearse de este mundo.

Un petonas

Carlos Ignacio dijo...

"Los empleamos en cosas que no tienen mucho sentido..."

Exacto, Duna, es lo que le respondia a Francisco.

Como él dice, "Hay que estar en el Paraiso"

Un beso

Carlos Ignacio dijo...

Gracias, Corazón Verde, me encanta que alguien como tú pudiera echar en falta mis ocurrencias.

De momento aqui seguiremos...

Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...