martes, 26 de mayo de 2015

Amor o muerte


La única manera de influir en nuestro destino es reorientar, el mayor tiempo posible, el foco de atención con la intención de desviarlo desde nuestra identidad de objeto hacia la identidad como sujeto o "yo como experiencia".

Esto no quiere decir que vaya a disminuir el sufrimiento debido a las condiciones de la existencia, soledad, por ejemplo. Sólo lo va a hacer más tolerable cuando somos capaces de ser experiencia sin historias.

Cuando la soledad nos haga sufrir, no nos preguntemos cómo dejar de estar solos para no sufrir, sino instalémonos en el lugar de no sufrimiento dentro de nosotros "yo como experiencia", sin perder de vista el sufrimiento que está ahí, en la periferia de nuestro centro.

La falta o insuficiencia de energía psíquica es un impedimento para mantener la alerta en el presente, en uno mismo como experiencia.

Muchas veces las personas están solas porque de niños también estuvieron solos y para evitar el dolor de esa angustia se apoyaron en otros, fundamentalmente para aliviar su angustia, no tanto por amor.

Ahora tenemos la oportunidad de aguantar el dolor de la soledad renunciando a "pedir ayuda", aceptándolo y esperando a que surjan de dentro de nosotros sentimientos de amor que nos dirijan en la dirección de los otros, para estar con los otros.

Para hacer eso se necesita energía suficiente para cumplir con el propósito de la vida, mantener la alerta en el presente.

¿Y si no somos capaces de aumentar el nivel de consciencia, es decir, elevar nuestro espíritu hasta el punto de orientarnos por el amor?

Amor o muerte

Ana - Ismael Serrano
https://www.youtube.com/watch?v=rjpP6w5uQ8g

lunes, 4 de mayo de 2015

La dificultad de estar solo


La dificultad de estar solo, y más sin hacer nada, no es porque a uno no le guste encontrarse consigo mismo, sino porque el medio para encontrarse consigo mismo, o sea, el momento presente, suele ser percibido de forma negativa, porque no añade nada a nuestra historia personal o ego y, por lo tanto, consideramos que no viene a cuento o es aburrido.

Estar despierto, si algo significa, es que uno es capaz de ponerse en contacto con lo que uno es de verdad y vivirlo, o sea, mantener la presencia; pero mantener la presencia no es fácil porque "no viene a cuento", lo cual quiere decir que estar despierto es pasar del cuento, o sea del ego, sea éste de poca importancia o grandioso.

También habría que considerar que la presencia, y más cuando se está solo, les puede poner a algunos más cerca de la herida primordial o existencial, pero la herida sólo somos nosotros en la medida en que nos identificamos con ella, el fondo o contenedor de la herida es nuestra esencia, nuestra naturaleza más profunda, lo que somos en realidad.

Si diriges tu atención a tu "yo como experiencia", o sea a tu presencia, no habrá mal que pueda tocarte, el único enemigo a quien debes temer es a tu "yo como objeto" o ego con sus críticas despiadas; por lo tanto, es importante darse cuenta de nuestra actitud hacia el presente, el cual es la puerta de entrada a la percepción del "yo como experiencia".

Estar solo es una buena oportunidad para ello, para vivirnos como experiencia, lo cual es fuente y contenedor de todos los objetos perpetuamente cambiantes de este mundo, incluido nuestro "Yo como objeto" o Ego.

https://www.youtube.com/watch?v=SXcTHNMBWms
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...